La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) cree que la prórroga del Plan PIVE 8 aprobada este viernes por el Gobierno dinamizará el consumo privado y estima que los fondos sobrantes serán unos 100 millones de euros.

La patronal ha explicado en un comunicado que proporcionará estabilidad al crecimiento del mercado de automóviles, aportará mayor impulso a la economía española y ayudará a rejuvenecer el parque de vehículos, que en la actualidad supera los 11,4 años de antigüedad.

Anfac ha destacado que la extensión de este plan de incentivos acercará al mercado el objetivo de vender 1,1 millón de unidades en el año 2016. Además, ha indicado que el conjunto de los Planes PIVE, tendrá un impacto en la economía española de más de 10.000 millones de euros, “debido a la fuerte capacidad de arrastre del automóvil hacia otros sectores”.

Los planes de achatarramiento, en opinión de los fabricantes, son una herramienta excelente que proporciona más seguridad en las carreteras y una clara mejora de la eficiencia energética.

El conjunto de los Planes PIVE supondrá un ahorro de 651 millones de litros de combustibles, lo que equivale a unos 800 millones de euros.

La patronal de los fabricantes recuerda que la recaudación fiscal de los PIVE rondará los 5.000 millones de euros, derivados del Impuesto de Matriculación, IVA y otros tributos relacionados con los seguros, financiación o transporte, entre otros.

Plan Movea 2016

Respecto al Plan Movea 2016, que también ha sido aprobado hoy por el Gobierno, ha indicado que el desarrollo de esquemas de movilidad inteligente “es uno de los principales retos para garantizar el crecimiento económico y la calidad de vida en las ciudades”.

Así, ha apuntado que este plan supone un paso a la introducción gradual en el mercado de vehículos con energías alternativas, además de subrayar que confía en que en Movea se concentre el fomento “prioritario” del desarrollo de una infraestructura de acceso público para la recarga de vehículos eléctricos.