Las conversaciones entre Liberty Global y Vodafone, que contemplaban un posible intercambio de activos, podrían reactivarse en caso de que el coloso británico siga cumpliendo con sus objetivos financieros y consiga limar las asperezas que había en cuanto a la valoración de determinadas compañías.

¿Quién lo dice? Se trata de un análisis de JP Morgan difundido por Digital Look, y que ni siquiera es el primero en el que se habla de la posibilidad de que se reactive la operación. ¿La causa principal del cambio? Un posible incremento del margen operativo del grupo del 3% después de zanjar muchas de sus inversiones en redes.  

Si Vodafone sigue cumpliendo sus objetivos en cuanto a mejoras operativas, creemos podría desaparecer la disparidad en la valoración y veríamos retomarse las conversaciones“, subraya el analista de JP Morgan.

Inicialmente la idea no pasaría por fusionar ambas operaciones, sino por un cambio de cromos que podría pasar por que Liberty vendiese a Vodafone Virgin Media y la estadounidense se quedase con el cableoperador alemán Kabel Deutschland, el segundo del país. En ningún momento se ha hablado de España como objetivo de una operación, pero recordemos que la empresa de John Malone fue rival de Vodafone en la compra de Ono.

Otro de los factores clave en esta operación tiene que ver con la regulación, y el temor a que la Comisión Europea vaya a frenar su reciente tendencia a frenar la nueva ola de consolidaciones en el continente. El bloqueo del acuerdo entre TeliaSonera y Telenor en Dinamarca y las dificultades con las que se está topando Telefónica para vender O2 a BT no auguran nada bueno…