Izquierda Unida, integrada en la coalición Unidad Popular, solicitado hoy a la Junta Electoral Central (JEC) que suspenda todos los debates electorales anunciados, tanto en medios públicos como privados, a los que no haya sido invitado su candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón.

SABEMOS adelantó el miércoles el sentimiento de ira experimentado en Izquierda Unida y UPyD por la “flagrante discriminación” que constituía el llamado “debate a cuatro”, en el que dos partidos sin representación parlamentaria eran invitados a participar y dos históricos de Las Cortes eran ignorados en función de lo que aventuran las encuestas. También este periódico constató que los medios de mayor peso del país menospreciaban sus protestas porque la fórmula convenía a sus intereses mediáticos. Las formaciones eliminadas argumentaron que las encuestas varían a cada poco y pusieron como ejemplo el desplome de 10 puntos de Podemos en solo seis meses. Un portavoz de UPyD protestó: “¿Por qué les dan a ellos la posibilidad de recuperarse y nos la niegan a nosotros, orillando incluso la legislación electoral?”.

En su escrito, IU recuerda que la exclusión de estos debates de algunos de los candidatos con representación parlamentaria supone una “clara vulneración” de los principios del pluralismo y neutralidad que establece la normativa electoral, así como reiteradas resoluciones de la JEC.

Una instrucción de la JEC de 2011 establece que los medios públicos y privados que emitan debates a los que no asistan todos los candidatos deben adoptar medidas compensatorias o correctoras, bien a través de otros debates o entrevistas con el resto de partidos con representación parlamentaria.

La celebración de debates “a dos” o “a cuatro” supone, a juicio de IU, la “práctica eliminación” de la opinión pública de las propuestas programáticas del resto de fuerzas políticas, “condenando al ostracismo” a sus candidatos. Añade el escrito que, a la vista de que en anteriores procesos electorales no se han cumplido esas medidas correctoras, la JEC debería no sólo acordar la ejecución de las mismas, sino garantizar que se cumplen. Por ello, solicita que se suspenda la emisión de los debates anunciados y que, en caso de que no sea atendida esta primera petición, se amplíe la participación a los candidatos de IU, como tercera fuerza política de ámbito estatal con representación parlamentaria.

La denuncia de IU se suma a la anunciada esta semana por UPyD, que ha avanzado que acudirá a la Junta Electoral, el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Estrasburgo ante el “veto” de algunos medios a la participación del partido en debates electorales. Su candidato, Andrés Herzog, ha criticado el “desprecio” a la democracia y al pluralismo político de los medios y de algunas formaciones nuevas, que no hacen más que apelar a la “pluralidad” pero “a la hora de la verdad” no quieren abrir la discusión a otros.