Nunca llueve a gusto de todos. Aunque con respecto a la regulación de la fibra que ha presentado la semana pasada la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), sí parece haber unanimidad en que no se trata de algo positivo ni que beneficie a la sociedad (en general).

Dicen que la política hace extraños amigos de cama, pero ahora resulta que la regulación de la fibra en España también. Solo así se puede comprender que esta última semana Telefónica haya recibido el respaldo del sindicato UGT y asociaciones de consumidores en su disconformidad con la regulación de fibra que ha planteado la CNMC. Incluso operadores de la competencia (los más pequeños) se han sumado a reguero de críticas que se ha llevado el organismo presidido por José Marín Quemada.

De este modo, UGT Comunicaciones ha manifestado su rechazo a la decisión de la CNMC de abrir la fibra óptica de Telefónica y ha advertido de que este proyecto de regulación representa una “amenaza” al empleo del sector y, particularmente, a las condiciones laborales de las plantillas en España de esta compañía. Y no solo eso, el sindicato ha ido más allá en sus manifestaciones y ha señalado que, como consecuencia de esta decisión, es “más que probable” que exista una “desaceleración” o incluso un “paro” del despliegue de fibra, con impacto negativo en el empleo, tanto directo como indirecto en el sector, pero especialmente en Telefónica. Pero los golpes a la CNMC no han parado ahí. “El regulador ha vuelto a cometer el inconcebible error de regular sin tener en cuenta las consecuencias de sus decisiones sobre el empleo”, han indicado desde el sindicato.

En esta historia no han sido los únicos. Según ha publicado recientemente elEconomista, varias asociaciones de consumidores han mostrado su oposición a la medida adoptada por la CNMC. Las asociaciones que muestran su rechazo a esta media son: la Asociación de Internautas (AI), la Unió de Consumidors de Catalunya (UCC), Unión de Consumidores de Galicia (UCGAL), Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES), la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana (UCCV) y la Unión de Consumidores de Euskadi (UCEUS). Creen que la regulación de fibra no puede apoyar “un modelo de competencia parasitaria basado en la reventa de servicios que priva a los consumidores de la diferenciación de la oferta”.

La lista sigue creciendo

Ni mucho menos han acabado las críticas a la CNMC. Esta semana la Asociación Nacional de Operadores de Telecomunicaciones e Internet (Aotec) se ha mostrado contraria a la decisión del regulador alegando que favorece “de forma desproporcionada” a operadores que no han asumido el riesgo de inversión que sí han realizado los operadores de cable local en los últimos años.

“Si se obliga al operador dominante a compartir su tecnología, se le desincentiva para invertir en ella, ya que sus competidores podrán igualar los servicios prestados, sin tener que incurrir en inversión tecnológica”, aseguran desde Aotec. La Asociación remarca que los operadores locales ya han realizado esa inversión tecnológica “porque son conscientes de que el valor de un operador es su red, y sobre ella presta los servicios requeridos por los ciudadanos”. Además, subraya que este enfoque ha hecho crecer al sector de las telecomunicaciones en los últimos cuatro años, que ha triplicado el número de accesos de banda ancha en ese periodo.

Sin embargo, critica que la CNMC, “ajena a todo ello”, ha aprobado unas medidas que permiten la entrada en pequeños municipios a operadores multinacionales, sin que deban soportar inversión alguna en red. “Todo ello a pesar de que estos operadores disponen, tanto de capacidad económica como de ofertas mayoristas de acceso a la red de Telefónica, para desplegar red de fibra”, agrega. En este sentido, considera que la obligación impuesta a Telefónica a dar acceso a su red de fibra en municipios donde no haya tres operadores de fibra dando servicio, favorece “de forma desproporcionada a aquellos operadores que no han asumido el riesgo de inversión que sí han realizado los operadores de cable local en los últimos años”.