El actor estadounidense quiere concienciar sobre la dura realidad de las personas sin hogar en su última película, Invisibles, y en la campaña #personasdecarton.

Richard Gere ha participado hoy en un desayuno informativo en Madrid con RAIS Fundación, una ONG que lucha contra la exclusión social y atiende las necesidades de las personas más desfavorecidas. Apelan al sentimiento de comunidad para adoptar soluciones a este problema universal que “solo se resuelve con iniciativas locales, con soluciones humanas”. El actor ha abordado otras cuestiones sociales y políticas, abogando siempre por la igualdad y la inclusión social.

 

 

 

 

 

 

El sinhogarismo constituye la forma más extrema de exclusión social ya que el derecho a la vivienda se relaciona directamente con la calidad de vida, la seguridad y la salud de las personas. En España, unas 30.000 personas se encuentran en esta situación.

 

 

 

 

 

 

El actor había presentado en Madrid dos días antes su última película, Invisibles, en la que da vida a George, un hombre sin hogar que deambula por las calles de Nueva York totalmente excluido, totalmente invisible para la sociedad que le rodea: “Lo peor a lo que se enfrenta un sin hogar es el odio a sí mismo, que se multiplica por su aislamiento social” dijo en la rueda de prensa. Gere ha estado 12 años detrás del guion hasta que se encontró preparado para hacerlo: “Pocas veces trabajas en una película como esta, de la que te sientes orgulloso y a la vez que pueda influir en todo el mundo. Tengo que recordar que Invisibles ha costado muy poco y desde luego no va a hacer ricos a nadie. Soy el productor y cedo los derechos a iniciativas locales para que la usen para recaudar fondos”.

 

 

 

 

También tuvo tiempo para alabar a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Le preguntaron qué le parecía esa teoría de esconder la mendicidad de las ciudades porque da mala imagen para el turismo, a lo que el actor contestó: “en vez de empujar a la gente, esconderla, hay que acercarla, abrazarla. Eso solucionaría ese problema… y muchos otros”. Luego añadió: “me han dicho que ahora tenéis aquí una muy buena alcaldesa, que quiere solucionar esos problemas de forma inteligente, dedicando el dinero a lo que hay que dedicarlo. La aplaudo”.