Después de años diciendo que estamos hartos de películas sobre la Guerra Civil y, ¡zas, en toda la boca! La película Capitán América, Civil War , es trending topic. Pero ¿Quiénes se enfrentan en esta batalla? ¿Hay buenos y malos? ¿Quién va con quién?

El trailer de la película que acaba de difundirse es bastante peculiar. Sigue con la trama de El soldado de invierno, y con las aventuras de ‘Bucky’ Barnes, el compañero del Capitán América dado por muerto y reaparecido como asesino cyborg controlado por Hydra.

Si nos atenemos al anuncio en cuestión, parece que lo único que esté en juego sea el futuro de Barnes. El Capitán América le respalda y Iron Man tiene el objetivo de capturarle. Sin embargo, todo parece apuntar que ‘Bucky’ va a jugar en esta versión de la historia el mismo papel que tuvo la batalla entre Nitro y Los Nuevos Guerreros, que causó cientos de muertos en Stamford. Al parecer, se produce un atentado y el exsoldado de invierno es considerado responsable en lo que parecer ser una engañifa de Hydra. No llega a McGuffin, pero parece que Bucky el desencadenante de una situación, no su causante.

El verdadero problema, insinuado en todas las películas de la serie que hemos visto hasta ahora, tiene que ver con la diferencia de criterio entre Tony Stark y Steve Rogers sobre cómo desarrollar la actividad superheróica. Stark termina cediendo a la causa oficialista y se convierte en el principal promotor del Acta de Registro Superheróico, una norma que fuerza a los superhéroes a revelar su identidad y les invita a unirse a una fuerza gubernamental, las Fuerzas Armadas Superheróicas, lideradas por un viejo conocido de los superhéroes Marvel, Henry Peter Girich, quien muy probablemente estará interpretado por Martin (Fargo, Hobbit, Sherlock) Freeman. Aunque Freeman también podría ser el experto en Wakanda Everett Ross, lo que también tendría sentido si pensamos en la conexión Ulysses Klaw-Pantera Negra. 

En todo caso, en el tráiler no se habla del Acto de Registro de los cómics y sí de los Acuerdos de Sokovia –la población en la que se ambientó La Era de Ultrón y que sufrió en sus carnes una complicada batalla entre superhéroes–.

Pero analicemos los miembros de los equipos en conflicto. Que son, básicamente, los superhéroes que no tienen (aún) su propia película. Liberales enemigos de la regulación frente a socialdemócratas a lo Olof Palme…

Equipo América

En el lado del Capitán América tenía que estar, por supuesto, su amigo Sam Wilson, Halcón. Sólo Steve Rogers es capaz de irse al parque a correr y hacerse amigo de un tipo con armadura voladora. También tenemos a Wanda Maximoff, aka La Bruja Escarlata, que estaba en el equipo de Vengadores que quedó bajo el mando del Capi al término de la última peli del equipo. No es raro que se apunte al campo de los rebeldes teniendo en cuenta que, básicamente, hasta ahora ha sido una terrorista al mando de un robot asesino. También tenemos a Ojo de Halcón, cuyo único superpoder es molar un poco menos cada vez que aparece en pantalla. Y Bucky, (¿ya le llamarán Nómada?) que de no apuntarse sería un poco hipócrita, teniendo en cuenta que lleva años cometiendo asesinatos políticos con el cerebro lavado con Dixán. 

Equipo Iron Man

Por supuesto, Máquina de Guerra (Don Cheadle) está en la pomada, y no parece que salga muy bien parado. No es de extrañar tampoco que La Visión esté en el ajo, teniendo en cuenta que ¡es el mayordomo robótico de Tony! Aunque, por otro lado, recordemos que tiene a su interés romántico en el bando contrario, así que no os sorprendáis si cambia de bando, que tiran más dos superpoderes confusos y difícilmente comprensibles que dos carretas. La Viuda Negra está también en este bando porque EEUU le devolvió la libertad y porque no hay tantas mujeres en esta película como para dejar a dos chicas en un mismo equipo y el otro seco. Pantera Negra es el rey de Wakanda, el país de origen del vibranium con el que fabricaron a Ultrón. Y, como rey, tiene el orgullo y la satisfacción de apoyar al Gobierno que le dé la gana a cambio de que EEUU construya un AVE en la selva. Espera… ¿tres afroamericanos en la misma película de superhéroes? Si no fuese porque sólo hay dos mujeres, diría que hemos avanzado un montón en este mundillo. 

Personajes no alineados

Si sigue la nómina de los tebeos Spider-Man, que no aparece en el trailer pero sí estará en la película, será uno de los hombres de Tony Stark. Al menos al principio. La gran ventaja de esta película es que será la primera aparición de un actor nuevo haciendo del trepamuros que no tenga que volver a contarnos entera la historia del Tío Ben. Sobre el Hombre Hormiga hay cierto debate, porque en la escena post-créditos de la película de Scott Lang teníamos al Halcón diciéndole al Capi que “conocía a un tipo”. Y, de hecho, lo conocía. Pero también es verdad que Lang es un exconvicto con una hija y que Tony Stark tiene mucho que ofrecerle. ¿No se habrá cansado ya de ir con delincuentes? Y, claro, Sharon Carter, la Agente 13. Ex de Shield, y reclutada por la CÍA, parece normal que esté en el lado del Gobierno, pero Steve le gusta mucho…

Villanos

Esto es más fácil. Aunque haya pelea entre los buenos, algo de sitio han guardado a los malos. Básicamente nos quedamos con dos: el Barón Zemo, encarnado por Daniel Brühl y nuestro viejo amigo Crossbones (Frank Grillo),