La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha constatado “signos de mejoría” en el mercado de las operadoras de telecomunicaciones españolas, que pone fin a un periodo de “sucesiva contracción” de sus ingresos.

“Tras un largo periodo de descensos, el sector de las telecomunicaciones españolas está mejorando”, afirma Fitch, que añade que esta tendencia es similar a la que se está registrando en otros países de Europa Occidental como Francia, Países Bajos y Alemania. En concreto, apunta que los cuatro mayores operadores de España han reducido el descenso de sus ingresos, ya que en el tercer trimestre fue de media del 3,8%, frente al 8,3% registrado de media de los diez trimestres anteriores.

Esta mejoría se ha trasladado también al Ebitda, que ha descendido de media un 4,6% en el periodo comprendido entre julio y septiembre, frente a la caída del 9,3% registrada de media en los diez trimestres previos. “Esto ha sido motivado por una serie de factores operativos y regulatorios y apoyado por los efectos iniciales de la consolidación del mercado y la mejoría económica”, explica.

Por otro lado, subraya que, aunque el ritmo de mejora del valor del mercado español es “actualmente lento”, podría acelerarse gracias a los efectos de la consolidación del sector, el recorte de costes y la monetización de los contenidos y los datos.

En este sentido, remarca que la consolidación del mercado en España es “todavía reciente” y ve probable que continúe la progresiva mejora de las dinámicas competitivas gracias a una estructura de mercado “más eficaz”. Asimismo, señala que una mayor cobertura de fibra y LTE está incrementando la capacidad y la utilidad de las redes de banda ancha, lo que permite a los operadores ofrecer paquetes mejorados con un mayor valor para unas tarifas más caras. “La adopción de estos paquetes debería fortalecer los ingresos medios por usuario”, añade.

Por otra parte, incide en que la mejora de la estructura del mercado de las telecomunicaciones español como consecuencia de la consolidación y un mayor valor es probable que levante las presiones competitivas, mejore las dinámicas del sector y permita una mayor estabilidad de precios. Así, recuerda que estos factores han sido claves para las recientes revisiones de las perspectivas de Telefónica (BBB+ con perspectiva ‘estable’) y, hasta cierto punto, para la de Orange (‘BBB+’ con perspectiva ‘estable’).