Aena formaliza la adjudicación al grupo de Hidalgo de una parcela de más de 22.000 metros junto a la T1 para que entre en el negocio de mantenimiento de aviones en la capital.

Globalia abre un nuevo frente de batalla con Iberia. Enfrentadas por el negocio aéreo en España y en las rutas a Latinoamérica, enfrentadas por la gestión de los viajes del Imserso… y ahora también enfrentadas en el negocio del mantenimiento de aviones.

Aena ha adjudicado a Globalia una parcela de más de 22.300 metros cuadrados en el aeropuerto de Madrid-Barajas para que levante un hangar de mantenimiento de aeronaves, formalizando así el acuerdo entre ambas partes que adelantó SABEMOS hace un mes y que culminaba dos años de negociones. Los planes de Globalia (matriz de Air Europa, Halcón Viajes o Travelplán, entre otras marcas) pasan por invertir unos 30 millones de euros, dar comienzo a los trabajos de construcción ya en 2016 y que las instalaciones estén operativas en 2017.

El negocio de mantenimiento en el aeropuerto capitalino era hasta ahora un coto de Iberia, donde se encargaba de los trabajos de los aviones propios y de decenas de otras aerolíneas. Pero ahora le sale un rival en su principal plaza. La filial de mantenimiento de Globalia, que ya cuenta con una instalación propia en el aeropuerto de Palma de Mallorca, construirá su propio hangar en las proximidades de la Terminal 1 del aeropuerto madrileño.

El nuevo centro de Globalia estará especializado en la reparación y revisión del aviones de largo recorrido, y singularmente de aparatos del nuevo modelo 787 de Boeing. La compañía se encargará del mantenimiento tanto de las 22 unidades de este modelo encargadas por Air Europa al fabricante norteamericano como de las aeronaves del B787 que operarán en Madrid otras aerolíneas internacionales.

Air Europa suscribió en octubre de 2013 un pedido de ocho unidades del Boeing 787-8, que empezarán a llegar el próximo marzo. Y el pasado enero, la aerolínea de Globalia anunció la compra de otras 14 unidades del B787-9, de mayor capacidad que la otra versión y que irán recibiéndose hasta 2022.

Globalia también pretende encargarse en su nuevo hangar madrileño del mantenimiento de otros modelos de largo radio, como los Airbus 330. En las instalaciones de Iberia Mantenimiento en el aeropuerto de Barajas la compañía se encarga de trabajos para varios modelos de Airbus y también de Boeing, pero de momento no se incluyen los aparatos de la familia 787 del fabricante estadounidense.

El futuro hangar, de 165 metros de largo y 96 de ancho, dispondrá de talleres, almacenes y oficinas, y podrá albergar simultáneamente hasta tres aeronaves de fuselaje ancho. Aena ha mostrado su confianza en que la dotación de esta infraestructura “atraiga más rutas” al aeropuerto y aumente las conexiones desde Madrid al resto del mundo.