El presidente y fundador de Eulen , David Álvarez Díez, ha fallecido hoy en Madrid a los 88 años, según ha informado el grupo de servicios.

Según la misma fuente, citada por la agencia Efe, el entierro tendrá lugar en la más estricta intimidad a petición de la familia.

Álvarez Díez recibió recientemente la Gran Cruz del Mérito Civil, otorgado por el Gobierno de España. Además, detentaba el Marquesado de Crémenes y, en 1999, fue distinguido con la Medalla de Oro al Trabajo.

Nacido en Crémenes (León), se trasladó muy niño con su familia a Bilbao, ciudad en la que inició su actividad empresarial con la fundación, hace más de 60 años, de una academia de preparación para escuelas técnicas.

En 1962, constituyó el que fue el germen del grupo Eulen, la empresa Central de Limpiezas El Sol, con la que dignificó una actividad entonces marginada e inmersa en la economía sumergida, según la misma fuente.

En la actualidad, el grupo engloba servicios de limpieza, mantenimiento, trabajo temporal, seguridad o auxiliares, entre otros, y emplea a más de 84.000 personas en España Portugal, Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Chile, Jamaica, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Libia, Omán y Qatar.

Álvarez Díez también fundó El Enebro, sociedad patrimonial en la que también participan algunos de sus hijos y que, entre otros activos, integra las Bodegas del Grupo Vega Sicilia.

Además, fue el presidente del consejo de administración de Neal y Valles del Esla, sociedades íntegramente propiedad del grupo familiar dedicadas a la producción cárnica en León.