Un estudio de Nielsen revela que sólo 1 de cada 3 españoles está satisfecho con el sueldo que gana, mientras que un informe de Adecco indica que un 62,7% de los trabajadores estarían dispuestos a rebajarse sus salarios si con ello consiguieran ser más felices en sus empleos. Nos hemos creído a pies juntillas eso de que “el trabajo dignifica”, aunque se cobre una miseria, y aquello de que “el dinero no da la felicidad”, aunque venga bien para comer.

Los españoles son los ciudadanos que más descontentos están con su nómina de los cinco grandes países de la Unión Europea (España, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia), según Nielsen, y el sueldo es la principal causa de insatisfacción para el 43% de la población.

Si quisieran buscar algo que les viniera mejor tendrían que acudir a Reino Unido o a Alemania, donde la mitad de los empleados dicen estar contentos con lo que cobran, tal y como explica la firma de investigación de mercados.

En cuanto al tipo de curro, la mayoría preferiría ser trabajador público o administrativo; el 18% se decanta por los empleos de oficina. Mientras, otros sectores apetecibles para los ciudadanos son la educación (8%), la salud (7%), la tecnología (7%) y el turismo y la hostelería (7%).

No obstante, los españoles son los que más quieren pasar toda la vida en el mismo puesto de trabajo. Cuatro de cada diez personas quiere permanecer en su empresa al menos 10 años y un 26% del total querrían estar más de 20 años, así que tampoco serán tan infelices al fichar todos los días.

Estar contentos

De hecho, la felicidad es uno de los factores que también se evalúan en el terreno laboral. La compañía de recursos humanos Adecco ha publicado otro estudio, en el que se resalta que el 97,7% de los encuestados creen que un empleado feliz es un empleado más productivo. Y cada vez es más importante.

Desde el año pasado ha habido un aumento de 3 puntos porcentuales en la proporción de trabajadores que estarían dispuestos a cobrar menos si, a cambio, están más contentos con su empleo, hasta alcanzar una cuota del 62,7% de los encuestados. Las mujeres están más dispuestas a tomar esa decisión, de acuerdo con el estudio, que también certifica un mayor interés en la felicidad laboral en detrimento del salario por parte de las personas con titulación superior o universitaria.

Donde sí hay discrepancias es en cómo estar a gusto en la vida profesional: un 39,9% dice que lo mejor es tener su propio negocio, mientras que 37,3% critica que el emprendimiento conlleva demasiadas obligaciones.

En cualquier caso, las características que más valoran los trabajadores son el buen ambiente de trabajo, la capacidad de desarrollar sus habilidades, la posibilidad de sentirse realizados, la estabilidad laboral, los horarios que permitan la conciliación y el salario.

Ocho de cada diez ciudadanos se consideran contentos con sus trabajos y el 86% de los encuestados dice que es más feliz trabajando en España de lo que sería en cualquier otro país del mundo. Así que hay otra expresión rancia que también ha calado, el tópico de que “como en España no se vive en ninguna otra parte”, una afirmación que ha demostrado ser falsa.

Foto: Flickr – Alex