Una fuente del Gabinete de Presidencia del Gobierno admitió hoy a SABEMOS que la explicación de la negativa a que Mariano Rajoy participe en los debates convocados por El País para el 30 de noviembre y por Atresmedia para el 7 de diciembre “no obedece a su agenda de trabajo ”, como se pretextó oficialmente, sino al deseo de no prestarse a la “descarada encerrona de todos contra el Presidente, que se ha preparado en un momento en que los sondeos le dan como claro favorito a la victoria”.

Por otra parte, aunque silenciadas en general por los grandes medios, tal vez en un intento de no debilitar los argumentos destinados a presionar a La Moncloa para que aceptara la ocurrencia, la fórmula de debate ha irritado profundamente en otras dos formaciones de ámbito nacional, Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia, que se consideran flagrantemente discriminadas.

Una colaboradora muy próxima a Alberto Garzón, cabeza de filas de Izquierda Unida y, por tanto, candidato a Presidencia del Gobierno por esa formación, comentó con SABEMOS la “profunda indignación que existe en la izquierda histórica por el ninguneo hacia la misma a que se han prestado tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias y Albert Rivera, como si las encuestas, mutantes en semanas y a veces hasta en días, designaran quiénes tienen derecho a debatir en un encuentro así y quiénes no, pasando olímpicamente de los hábitos establecidos durante la Transición y que llegan hasta hoy. Y orillando, además, la legislación electoral”.

Por su parte, Andrés Herzog, elegido cabeza de lista y candidato a Moncloa en sustitución de Rosa Díaz en las primarias de UPyD celebradas el 12 de setiembre, trinaba el pasado lunes en una reunión con algunos de sus más directos colaboradores. Uno de ellos se franqueó con este periódico: “Ciudadanos y Podemos ni siquiera tienen representación parlamentaria, y los invitan a debatir, omitiéndonos a nosotros. Si es por las encuestas, no es de recibo, se pongan como se pongan. Además, en unos meses Podemos ha perdido diez puntos en intención de voto, lo que muestra lo vulnerables que son. ¿Por qué se les da esta oportunidad de recuperarse y se nos niega a nosotros? Lo menos que puede decirse es que se trata de una decisión arbitraria”.

Ha sido actitud habitual de todos los Presidentes que optan a repetir mandato el negarse a  debates múltiples y aceptar, finalmente, uno o dos mano a mano con el líder de la oposición, que en este caso es el socialista Pedro Sánchez. Tal encuentro, promovido por la Academia de Televisión, se fijó ayer, martes 24, para el 14 de diciembre, facilitándose la transmisión del mismo a cualquier medio que lo desee.