Abengoa ha anunciado hoy que después de que Gestamp haya renunciado a entrar en su capital solicitará el preconcurso de acreedores “a la mayor brevedad”, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esto ha provocado el desplome del valor de sus acciones en la bolsa, donde se ha dejado más de un 40% en lo que va de día.

La compañía ha comunicado al supervisor bursátil que Gonvarri, sociedad del grupo Gestamp, ha roto el acuerdo, firmado el 8 de noviembre, por considerar “no cumplidas las condiciones a las que estaba sujeto”, tal y como recoge EFE.

Abengoa asegura que, tras la retirada de Gestamp, continuará el proceso de negociación con los bancos con la finalidad de alcanzar un acuerdo que garantice la viabilidad financiera de la misma al amparo del artículo 5 bis de la Ley Concursal, “que es intención de la sociedad solicitar a la mayor brevedad”.

Como consecuencia de estas noticias, las acciones clase “B” de Abengoa -las más líquidas y que cotizan en el Ibex 35- caen alrededor del 40%. Los títulos de la empresa de ingeniería se intercambian por un precio que es un 80% menor del que tenía hace un año, cuando comenzaron los problemas de liquidez del grupo.

Abengoa anunció hace meses la intención de lanzar una ampliación de capital por 650 millones de euros, con el objetivo de reducir su endeudamiento y reforzar su capital en el marco de un plan de reestructuración que pretende acabar con las dudas sobre la solidez de la compañía.

Al cierre de septiembre, la deuda neta del grupo sumaba 6.290,7 millones de euros, por debajo de los 7.302,7 millones con los que cerró el ejercicio 2014. De consumarse las perspectivas más pesimistas, el de Abengoa sería uno de los mayores concursos de acreedores que España ha registrado en su historia económica contemporánea.

La pasada semana, la agencia de calificación Moody’s rebajó la nota de Abengoa, de B2 a B3 (ambas en bono basura), con perspectiva negativa, por el deterioro de la posición de liquidez de la compañía reflejada en sus resultados de los últimos nueve meses.

Según datos que constan en su página web, Abengoa emplea a 24.306 personas y factura unos 7.000 millones de euros, de los que el 88 % proceden de su actividad en el exterior. La ingeniería fue fundada en enero de 1941, con lo que a principios de 2016 cumplirá 75 años, y desarrolla su actividad en más de 80 países.