El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha ofrecido este martes diálogo y negociación al Estado si hay un “cambio de gobierno” tras las elecciones generales que sustituya al actual Ejecutivo, liderado por el PP.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, Mas ha recordado que la resolución independentista aprobada por el Parlamento–y suspendida por el Tribunal Constitucional (TC)– ya recoge esa intención de dialogar y negociar, y así lo pondrá en práctica si hay un Ejecutivo central diferente.

“Si el 20D se cambia el Gobierno y hay un tipo de gobierno distinto, subrayaremos aquel punto de la resolución del Parlamento que dice que ofreceremos diálogo y negociación a Madrid y a Bruselas. Es nuestra actitud permanente”, ha concluido, citado por la agencia Europa Press.

SI NO HAY “ASFIXIA”

Si hay un Ejecutivo de distinto color político al actual, Mas ha fijado como condición para negociar que el nuevo gobierno “no se dedique a agresiones institucionales permanentes ni al ahogo y asfixia permanente” a Cataluña, como a su juicio sí está haciendo el presidente Mariano Rajoy.

Mas ha expuesto que la decisión del Gobierno central de fijar condiciones especiales a la Generalitat para acceder al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) es un ejemplo de este tipo de agresiones: “Es una agresión institucional sin precedentes. Nos atacan por tierra, mar y aire”.