El “cerebro” de los atentados del pasado 13 de noviembre en París, el belga Abdelhamid Abaaoud, ha muerto durante la operación lanzada ayer miércoles por la Policía francesa en el suburbio de Saint-Denis, al norte de París.

Según ha informado la Fiscalía de la República en París, el cadáver ha sido “identificado formalmente” después de “haber muerto durante el asalto” al apartamento.

“Se trata del cadáver descubierto en el inmueble, acribillado a balazos”, ha añadido la Fiscalía en un comunicado, recogido por los medios franceses. La identificación ha sido posible “tras la comparación de las huellas digitales”.