La ciudad nigeriana de Yola sufrió ayer por la tarde la explosión de una bomba que dejó 32 muertos y 80 heridos. El país sufre el yihadismo más violento de África.

Una bomba estalló ayer por la tarde en un mercado de la ciudad de Yola, en el noreste de Nigeria, según han informado Cruz Roja y la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA), causando 32 muertes. Por el momento, nadie se ha atribuido el atentado, pero todas las fuentes señalan a Boko Haram.

 

 

 

 

Boko Haram ha asesinado a asesinado a 5.500 civiles y secuestrado a 2.000 mujeres y niñas solo en 2014, denuncia Amnistía Internacional. Además ha causado el desplazamiento de unos tres millones de personas. 

 

Este grupo terrorista de carácter fundamentalista islámico nació en el norte de Nigeria en 2002 y se ha extendido a países vecinos como Chad, Níger y Camerún, pero la mayor parte de su actividad se centra en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana (frente a la mayoría cristiana del sur). Tres estados del noreste, entre ellos Adamawa, donde se ha producido el último atentado, están en estado de emergencia desde mayo de 2013. 

 

 

 

Su ataque más mediático fue el secuestro de 276 jóvenes de una escuela de Chibok en abril de 2014. Entonces la opinión pública occidental se volcó con la campaña #BringBackOurGirls, en la que participaron más de un millón de personas en solo una semana, demandando a los gobiernos y organismos internacionales que hicieran algo por liberar a esas niñas. Participó hasta la mismísima Michelle Obama, al menos colgando una foto en las redes sociales. 219 de esas niñas siguen hoy desaparecidas.

 

 

 

Su nombre significa “la educación occidental es un pecado” y su objetivo, crear un estado en el norte de Nigeria donde rija la Sharia. Este mismo año se ha “afiliado” a DAESH, el mal llamado Estado Islámico que dice que todo musulmán debe jurar lealtad al califa Ibrahim. Así lo hizo el pasado mes de marzo el líder de la secta islamista nigeriana en un gesto que parece más simbólico y propagandístico que operativo, según los expertos. 

 Esta vez no hay tanto apoyo internacional y mediático para las víctimas del yihadismo en Nigeria pero ha sido Trending Topic durante un rato, quizá impulsado por el “efecto París”. No obstante, hay quien recrimina a los medios de comunicación que no le dediquen más atención a estos atentados que se producen fuera del eje Europa-Estados Unidos, más aún cuando se trata del mismo desafío al que nos enfrentamos aquí, el terrorismo islamista.

 

 

 

 

 

 

 

Quizá para evitar ese tipo de críticas y quizá también porque Nigeria es uno de sus mercados emergentes, Facebook ha decidido activar por primera vez el Safety Check en Nigeria, para confirmar el estado de los usuarios de Yola tras el atentado. Según su creador, Mark Zuckerberg, “la pérdida de un ser humano es una tragedia en cualquier parte” y han decidido activar esta opción de seguridad más a menudo desde los atentados de París. Lo que no sugiere esta vez es lo de poner la bandera en la foto de perfil como hiciera tras los atentados de París, algo que no ha pasado inadvertido para algunos usuarios.