El nuevo tiempo de Cuba augura una interesante situación para las empresas de medio mundo, lo que motivó el viaje de los ministros De Guindos y Soria a la isla. El Gobierno local ha publicado la nueva cartera de oportunidades de inversión extranjera, con 362 proyectos que buscan la participación de compañías extranjeras, una oportunidad comercial valorada en 8.000 millones de dólares, casi 7.500 millones de euros. Por su parte, el Gobierno ha decidido perdonar parte de la deuda que Cuba tiene con España para que las compañías privadas lo tengan más fácil a la hora de hacer negocios en la isla del Caribe.

El Gobierno de España ha puesto en marcha una batería de medidas para mejorar las relaciones comerciales con Cuba tras el viaje del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, a la isla.

Por un lado, los ministros se han ocupado de reforzar las relaciones comerciales con Cuba, gracias a varios acuerdos de cooperación que se han firmado sobre economía, energía, industria y pymes, pero también sobre ciencia, tecnología e innovación. No obstante, en esta nueva época no sólo bastan los gestos de amistad.

En materia económica, el Gobierno ha decidido condonar una parte de la deuda cubana a corto plazo, 201,5 millones, mientras que el resto se ha refinanciado a 10 años.

Eso sí, nadie da duros a cuatro pesetas y España tiene previsto sacar rédito de este acto, en apariencia, desinteresado: parte de los más de 200 millones, en concreto 40 millones, ha pasado a un fondo que se destinará a financiar proyectos de la República de Cuba que beneficien a intereses de empresas españolas.

Pero el chute de dinero no acaba allí: La Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) ha ampliado la cobertura para empresas que vayan a Cuba hasta un límite de 30 millones de euros para operaciones a corto plazo con una garantía de hasta el 80% de la inversión.

Turismo, clave para España

Entre los 362 proyectos que Cuba ha abierto a la participación extranjera hay representación de múltiples sectores productivos. Entre ellos está la construcción, el transporte la agricultura y las energías renovables.

De hecho, el viceministro responsable de la cartera de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, confirmó que 2 de las 3 empresas seleccionadas en una licitación para proyectos de energía eólica son españolas.

Este es el primer año en el que la cartera cubana incluye al comercio mayorista, con tres proyectos relacionados con ferretería y materiales de construcción, textiles y productos refrigerados; pero también es la primera ocasión en la que hay iniciativas de salud, con proyectos relacionados con turismo de salud y servicios de salud para el deporte.

No obstante, la estrella es el turismo. El Gobierno cubano quiere captar empresas extranjeras dispuestas a participar en la expansión del sector, para el que se prevé la construcción de una veintena de hoteles. Tanto es así que el propio ministro de Turismo cubano, Manuel Marrero, animó a las empresas españolas a participar en esta fiebre hotelera durante la última feria comercial internacional de La Habana (FIHAV).