A pesar de los desorbitados precios de las entradas de fútbol en los estadios españoles, los aficionados a los equipos de la Liga BBVA llegan de todas partes del mundo para presenciar la liturgia del once-contra-once en los coliseos de los principales clubes. Y, como no podría ser menos, los enfrentamientos entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona se llevan la palma: los visitantes de fuera de nuestras fronteras pagan 600 euros de media por cada entrada en el mercado libre, esto es, la reventa legal.

Eso sí: es más caro ver el partido en el Camp Nou que en el Santiago Bernabéu, ya que la factura alcanza los 700 euros en el estadio catalán.

Son los datos que refleja un estudio presentado por la plataforma Ticketbis, que pone en contacto a propietarios de entradas que las quieren poner a la venta con los compradores interesados.

La mayoría de extranjeros que acuden a ver un Madrid-Barça son franceses y británicos

La mayoría de los turistas futboleros que acuden a los estadios de Madrid y Barça son del Reino Unido y de Francia; en el caso del Bernabéu, el 11,8% son galos y el 10,1% son británicos, mientras que el orden se invierte en el caso del Camp Nou, con un 12,3% del Reino Unido y un 9,3% de Francia. El tercer lugar lo ocupan Estados Unidos en Barcelona, con un 8,2% de los extranjeros que pasan por sus gradas, y Alemania en Madrid, con un 9,9%.

En el caso del Vicente Calderón destacan los visitantes de Corea del Sur (13,1% de los extranjeros), de Francia (7,8%) y de Italia (7,8%), mientras que en Mestalla despuntan italianos (18,2%), coreanos (15,2%) y argentinos (9,1%).

Precisamente son los argentinos los que figuran como una de las comunidades más forofas en 4 de los 20 estadios de Primera. Un total de 19 nacionalidades distintas compran entradas para partidos en España.

Por su parte, los españoles cuando quieren hacer turismo para ver fútbol fuera de sus fronteras eligen mayoritariamente la Premier League inglesa.

El clásico

La demanda de extranjeros para hacerse con tickets y acudir a los clásicos de la Liga se ha multiplicado por 4 en los últimos años, según los datos de los que dispone el portal.

Fruto del toma y daca del libre mercado, los tickets para el Madrid-Barça del sábado 21 tienen actualmente unos precios que empiezan por 340 euros y acaban en 10.000 euros. Pero la más cara que se ha comprado hasta el momento ha sido una entrada para el clásico, por algo más de 2.900 euros.

El Real Madrid podría cobrar muchísimo más por las entradas pero no lo hace por su masa social”, ha afirmado el consejero delegado de la plataforma Ticketbis, Ander Michelena.

Cuestión de dinero

El fútbol es, además de una pasión que mueve a aficiones enteras, una actividad lucrativa que mueve millones de euros. Bien lo saben los empresarios que presiden algunos clubes de fútbol, como el productor Enrique Cerezo, que lleva las riendas del Atlético de Madrid, o el magnate constructor Florentino Pérez, que mueve los hilos del Real Madrid.

Existen varios estudios que ya cifran el impacto de este deporte-espectáculo en la economía de un país. La consultora KPMG estimó que el fútbol en España mueve 7.600 millones de euros, el 0,75% del producto interior bruto (PIB) del país.

Según el estudio de Ticketbis, los gigantes del fútbol europeo todavía no llegan a acercarse a las grandes empresas del viejo continente. Mientras Madrid, Barcelona, Bayern y Manchester United están valorados entre los 2.000 y los 3.000 millones de euros, Inditex, Volkswagen y HSBC valen 92.000 millones, 112.140 millones y 149.000 millones de euros, respectivamente.