El partido presenta el escrito oficial en la Secretaría General del Ayuntamiento de Valladolid comunicando que Jesús Presencio ya no pertenece al partido y, por tanto, pasa al grupo de concejales no adscritos. El protagonista dice que no tiene comunicación oficial y mantiene la incógnita sobre si entregará el acta o también incumplirá el reglamento interno que firmó como afiliado de Ciudadanos. De momento se lo queda.

Ciudadanos ha presentado el escrito de expulsión de su concejal de Valladolid, Jesús Presencio. Oficialmente es historia al no pertenecer ya al partido naranja después de su conocido suceso en el que fue sorprendido ebrio al volante en un control de alcoholemia. La formación presentó en la secretaría del Ayuntamiento de Valladolid un documento por parte de los órganos pertinentes del partido para formalizar su salida del Grupo Municipal de Ciudadanos y el paso al grupo de los concejales no adscritos. “Entendemos que con este paso se acaba este proceso que llevamos abierto desde hace tantísimo tiempo; siempre hemos dicho lo mismo, que el partido tiene sus tiempos, sus actuaciones. En Ciudadanos tenemos que garantizar la neutralidad ante cualquier situación que exista. Hemos venido a regenerar la vida política y tenemos que ser los primeros en garantizar esa neutralidad. Por lo tanto, a partir de este momento, estamos a la espera de la contestación de la secretaría del Ayuntamiento para que nos comunique que el señor Presencio está ya en el grupo de los no adscritos”, asegura el coordinador regional del partido de Albert Rivera en Castilla y León, Luis Fuentes.

El responsable del partido no mira hacia atrás, en la controvertida decisión de situar a Presencio como cabeza de lista en las elecciones municipales donde su formación consiguió dos concejales sin cumplir otras expectativas más ambiciosas. “Como partido no elegimos a nadie. Son los propios militantes y afiliados los que eligen en primarias. En aquel momento se consideraba que era la persona más adecuada por parte de los afiliados y, por tanto, no nos equivocamos como tal”.

Pese a que el escrito de expulsión fue firmado por el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, el concejal expulsado dice que el proceso está todavía en la fase de alegaciones y, sobre todo, no tiene ninguna constancia oficial de su expulsión. “Le hemos dado la oportunidad de que presente todas las alegaciones posibles y me congratulo de que esta situación ya ha llegado a su fin”, insiste Luis Fuentes con una versión muy diferente a la que ofrece el concejal expulsado. “No me consta, no tengo comunicación oficial al respecto. Digan o no digan, estoy en el proceso de alegaciones y estas se están haciendo, por supuesto. Lo único que puedo decir es que oficialmente no sé nada”.

El partido reconoce que ha solicitado “expresamente” la entrega del acta tal y como recoge el reglamento interno que en su momento firmó Jesús Presencio. “A partir de ahora, la ley electoral marca que el acta de concejal es personal e intransferible. Apelamos a la responsabilidad del señor Presencio para que una vez que el partido por el que fue elegido ha procedido a la apertura de expediente, abandone su acta y deje paso a otra persona que pueda ser elegida por el partido”, dice el coordinador regional.

¿Y qué dice Jesús Presencio? “De momento estoy en alegaciones y estoy cumpliendo con los plazos estatutarios. Cada cual es dueño de sus actos y de sus actuaciones. A mí no me han respondido todavía a la suspensión cautelar, ellos sabrán. Ya está mandada. Me he enterado de que han presentado un escrito [en el Ayuntamiento] por los medios de comunicación”, insiste sin desvelar su decisión final que supondría su salida definitiva del Pleno Municipal y, ahora sí, el final de esta historia.