La aerolínea del grupo Globalia recibe un Airbus 330 que destinará a viajes especiales, de equipos deportivos y de empresas.

Air Europa quiere dar la batalla en el negocio de los viajes exclusivos y para ello tiene listo un avión en el que todas los asientos tienen las comodidades de una clase business. La aerolínea quiere destinarlo a operaciones especiales, viajes de clubes deportivos o viajes de incentivos de empresas, pero la compañía no ha desvelado si ya encuentra con acuerdos para iniciar la explotación con carácter inmediato.

En el nuevo avión, un Airbus 330-300, se ha eliminado una butaca en cada fila (contará con cinco asientos) para que los pasajeros dispongan de más espacio. La configuración especial permite una capacidad de 271 plazas, frente a las 381 con que cuenta un aparato comercial normal.

La compañía aérea pretende utilizar el nuevo avión, bautizado como Francisca Acera –el nombre de la madre del presidente del Globalia, Juan José Hidalgo-, tanto para vuelos nacionales y europeos como para conexiones de largo recorrido. De hecho, la autonomía de vuelo máxima del aparato es de 11 horas y 15 minutos y de unas 5.200 millas náuticas, el equivalente a un vuelo entre Madrid y Buenosm Aires.

Cada uno de los asientos cuenta con enchufes para conectar dispositivos electrónicos, y Air Europa pretende ofrecer un servicio a bordo de alquiler de iPads cargos con películas, series y juegos. La compañía está a la espera de recibir los permisos de Aviación Civil para homologar un nuevo sistema de wifi instalado en la aeronave, que permitirá conexión a internet durante todo el vuelo.