La compañía aérea alemana Lufthansa quiere parar judicialmente la huelga del personal de cabina, que continuará la acción de protesta hasta el viernes.

Lufthansa ha presentado en el Tribunal Laboral de Düsseldorf y de Darmstadt un recurso de urgencia contra la huelga, como ya hizo con la huelga de los pilotos, al considerarla “ilícita e injustificada”.

El sindicato Ufo dijo que el personal de cabina mantendrá la huelga hasta el viernes, como se anunció inicialmente.

Lufthansa canceló hoy, en la cuarta jornada de huelga del personal de cabina, un total de 136 vuelos -126 intercontinentales y 10 conexiones dentro de Europa- en los aeropuertos de Fráncfort, Múnich y Düsseldorf, cancelaciones que afectan a 27.300 pasajeros.

La compañía alemana ha elevado hasta 3.000 euros, 1.000 euros más, el pago de una paga única a los 19.000 auxiliares de vuelo. Lufthansa ofrece también a sus auxiliares de vuelo un aumento salarial del 1,7 % con efectos a partir de enero de 2016 y de otro 1,7 % a comienzos de 2017.

Asimismo Lufthansa se compromete a pagar prejubilaciones a partir de los 55 años por la cantidad actual y no a partir de los 56 años como había propuesto anteriormente.

La compañía aérea alemana quiere ofrecer a los nuevos auxiliares de vuelo, contratados a partir de 2016, un plan de jubilación similar al de otras empresas que cotizan en el DAX 30 y con condiciones peores a las que tienen ahora.