El “no” de los diez diputados de la CUP ha frustrado hoy la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat en la primera votación, en la que sólo los 62 diputados de Junts pel Sí (JxS) han votado a favor, frente a los 73 votos en contra de la oposición en bloque.

Un día después de que JxS y la CUP unieran fuerzas para aprobar en el Parlament una declaración de inicio del proceso independentista, hoy no ha habido acuerdo para proclamar a Mas como presidente catalán para la nueva legislatura, en una votación en la que necesitaba la mayoría absoluta, un mínimo de 68 diputados.

Mas tendrá otra oportunidad este jueves, en una segunda votación en la que necesitará la mayoría simple para ser investido, por lo que le bastarían que, a los 62 votos a favor de JxS, se le sumaran al menos dos diputados de la CUP y la abstención de los ocho restantes parlamentarios del grupo.

Mas, Junqueras, Romeva y Turull se reúnen en el Parlament

Los diputados de JxSí Artur Mas, Raül Romeva, Oriol Junqueras y Jordi Turull se han reunido media hora en un despacho del Parlament tras acabar el primer pleno de investidura, en el que el presidente Mas no ha logrado ser reelegido. En declaraciones a los medios tras la reunión, Junqueras ha destacado que han hablado de “intentar encontrar las mejores fórmulas, propuestas y soluciones” para desencallar un pacto de investidura con la CUP.

Ha descartado un candidato que no sea Mas y ha insistido en que volverá a ser el candidato que se votará el jueves: “Tengo mucha confianza en que saldrá bien. Trabajamos para ello”. “Estamos convencidos de que todo acabará en una formulación exitosa y este país tendrá investidura y Govern”, ha dicho Junqueras, aunque la CUP ha reiterado en numerosas ocasiones que no apoyará a Mas, único candidato que plantea JxSí.

Según Junqueras, la reunión de este martes “es una de muchas” de JxSí, y pronto se reunirán también con los representantes de la CUP, aunque no ha concretado cuándo.