Despedimos, por fin, una semana terrible, plagada de malas noticias, entre las que ha sobresalido el atentado terrorista cometido por Daesh contra un avión ruso que sobrevolaba el norte de la península del Sinaí y que ha centrado buena parte de las portadas de la prensa nacional e internacional, especialmente cuando se descartó la hipótesis del fallo mecánico y cobró fuerza la idea de un nuevo acto criminal a manos de los radicales islámicos.


También ha habido lugar para las desgracias en España. El temporal que ha azotado el país a lo largo de esta semana, con dramáticas consecuencias en Cataluña, ha copado espacio en muchas portadas, a lo largo y ancho de la geografía patria.


Las portadas de la semana han reservado también un huequecito para la nueva entrega del Vatileaks, esta vez protagonizado –cómo no– por un sacerdote español con ganas de salir en alguna novela de Dan Brown y ser perseguido en la pantalla grande por Tom Hanks:


El guantazo de la semana, que nos colocó frente a la realidad más cruda, nos llegó de este modo tan gráfico: “Cada dia, dos Aylan”. Una portada del rotativo francés Libération que esperemos que sirva para seguir removiendo conciencias, si es que quedan algunas.


En la recta final de la semana, el fichaje por Podemos del teniente general José Julio Rodríguez, y el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la declaración independentista de Junts pel Sí y la CUP centraron la atención de los medios españoles:


Por cierto, el tabloide británico The Sun, en un alarde de prudencia digno de alabanza, nos asestó la estocada definitiva a quienes cuidamos nuestra línea (curva) a base de Coca-Cola Light. Primero, el tabaco; luego, las carnes rojas. Y ahora, esto. ¿Qué será lo próximo? ¿Declarar cancerígeno Estudio Estadio?


Y acabamos. Entre las noticias curiosas de la semana, no podemos pasar por alto el cardado de Margaret Thatcher, digno del Megaconstrucciones de Discovery MAX, ni las pruebas de ADN a las que se ha sometido Sir Tom Jones para saber si tiene antepasados negros. Esperemos que los análisis no desvelen que es hijo de Julio Iglesias…


Con todo, la portada más divertida de la semana nos la regaló el Diari de Terrassa, gracias a esa minúscula fotografía del rey Felipe VI que han colocado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Vacarisses, en Barcelona. En lo que no han reparado –o quizás sí– es en lo cerca que se queda Artur Mas de los enchufes…