El grupo de los Escarrer tiene proyectos en firme para sumar 15.000 habitaciones más al grupo en los próximos cuatro años.

Meliá, el mayor grupo hotelero español, ultima la elaboración de su nuevo plan estratégico, la hoja de ruta que guiará los pasos de la compañía hasta 2018. En él se fijarán las líneas para seguir fortaleciendo el balance, para reducir deuda, para mejorar la rentabilidad de su negocio y también para seguir creciendo.

Meliá cuenta con unos 350 hoteles en todo el mundo y roza las 100.000 habitaciones. Los planes de la compañía pasan por seguir creciendo y la expansión internacional ya la tiene prácticamente garantizada por completo a medio plazo.

Y es que el grupo tiene ya proyectos en firme (con su contrato y su firma) para sumar 63 nuevos hoteles y 15.150 habitaciones a su portfolio en los próximos años. Una cartera de proyectos futuros que representa un récord para la compañía de la familia Escarrer. Sólo en lo que va de este año, la cadena ha firmado 17 nuevos establecimientos.

La inmensa mayoría de la sesentena larga de aperturas se concentra a lo largo del periodo de vigencia del nuevo plan estratégico, de 2016 a 2018. Aunque algunos de los proyectos está previsto que concluyan las obras de construcción ya en 2019, según confirman a SABEMOS fuentes de la compañía.

La expansión programa por Meliá concentra un 39% de los nuevos hoteles en Asia (que para el grupo incluye también la operativa en Oriente Medio), el 29% se sitúa en las Américas, un 22% en Europa y el 10% en África. Hay proyectos en EEUU, Cuba, Brasil, Alemania, Reino Unido, Emiratos, China, Indonesia, Cabo Verde… Y la compañía se estrenará en los próximos años en países como Jamaica, Chile, Costa Rica, Marruecos, Tailandia o Mongolia.