Tienes las mismas posibilidades de que toque la lotería que de alquilar un coche sin encontrarte después con sorpresas del tipo retenciones en la tarjeta de crédito, largas colas en la oficina o sobrecostes que no aparecían especificados a la hora de realizar la reserva por Internet.

Bueno, lo cierto es que no sabemos las posibilidades reales que existen de que ocurra una u otra cosa, pero lo que si podemos asegurar es que en muchas ocasiones los comparadores de alquiler de coches nos muestran precios que no se corresponden del todo con la realidad, no por ser falsos, pero si por estar incompletos.

Las plataformas online suelen mostrar los servicios de alquiler ordenados de menor a mayor precio, dando preferencia a las ofertas más baratas, que la mayoría de las veces no incluyen pagos extras o informaciones importantes que el usuario debería conocer, como puede ser la cantidad que se retiene de la tarjeta de crédito o el abono de un seguro.

“Te ofrecen el precio más barato pero no el real”, afirma de forma contundente Fernando Almenara, que junto a Julia Martínez y Alberto Verdoy ha puesto en marcha una plataforma con la que nos olvidamos de la letra pequeña de los alquileres de coches conociendo de forma detallada que hay detrás de cada servicio.

MyTripCar, así se llama la startup que nace para resolver este problema. Desde su web podemos ver información referente a las colas que podemos encontrar en el lugar, si existe cercanía al aeropuerto, el dinero que retienen de nuestra cuenta, cuánto nos cobran por dejar el coche en otro lugar, los precios del seguro, etc. Unos datos que como nos explica su cofundador, Fernando Almenara, llevan a inflar el precio final del alquiler.

Más del 90% de las reservas de alquiler de coches se realizan a través de comparadores

Los usuarios son los grandes beneficiarios de este servicio junto a las empresas de alquiler de coches que encuentran en MyTripCar una forma de tener visibilidad. Y es que según indican desde la startup, “los comparadores dirigen más del 90% de las reservas de vehículos”.

“El servicio es totalmente gratuito para el cliente. Nosotros solo recibimos, como cualquier otro comparador, una comisión por cada reserva realizada por parte de la empresa de alquiler”, explica Fernando Almenara, que además señala como en un mes ya cuentan con usuarios que han reservado hasta tres veces a través de la web de My TripCar. Ya son alrededor de 300 las reservas que se han realizado, permitiendo a la empresa crecer semana a semana a un ritmo del 10%.

Sin embargo, a pesar de estos buenos datos, el cofundador afirma que a la hora de poner en marcha el proyecto se encontraron con “todas las dificultades”. “Lo más difícil es encontrar a alguien que confíe en ti, levantar la primera ronda de financiación. Nos resultó complicado encontrar el personal técnico adecuado, desarrolladores que se comprometieran y que además de ser buenos programando tuviesen capacidad para hacer las cosas rápido”.

Estos problemas se fueron solucionando poco a poco, se comenzó a desarrollar la plataforma y llegaron los acuerdos con las empresas de alquiler. Así se ponía en marcha la “segunda generación de comparadores”, pues según indica Fernando Almenara “la primera generación de comparadores tenía el objetivo de atraer a la oferta, la segunda de ofrecer calidad e información a los clientes”.

MyTripCar tiene presencia en España, y cuenta con algunas oficinas de alquiler en Italia, Portugal y sur de Francia. La plataforma tiene muy claro su objetivo: poder ofrecer alquiler de coches en cualquier lugar del mundo y a través de todas las compañías.