El horizonte del año 2020 está muy cerca. De este modo las empresas se apresuran para realizar todo tipo de cábalas y proyecciones sobre cuáles son sus planteamientos estratégicos. Algunos pueden pecar de optimistas y pretenciosos, otros lo plantean como reto. Huawei por el contrario busca una posición global en su estrategia de redes.

Un mundo global y conectado necesita de infraestructuras que lo soporten. Huawei ha sido consciente de este reto, sobre todo en el ámbito de la conectividad móvil, y parece ser que no soltará el hueso. Así, el gran reto de la compañía hasta 2020 (y multiplicado por tres) es: dar soporte a 6.700 millones de usuarios de banda ancha móvil, ofrecer acceso de 1 Gbps y cubrir 1.000 millones de conexiones móviles de internet de las cosas.

“Alcanzar estos objetivos requerirá innovar en la tecnología y en el modelo de negocio, así como la colaboración de toda la industria. La estrategia de banda ancha móvil de Huawei se centrará en el espectro, la interfaz de aire, la arquitectura de red y las estaciones base integradas, así como en las operaciones basadas en la experiencia de usuario”, ha manifestado el vicepresidente del Consejo Ejecutivo y CEO rotatorio de Huawei, Ken Hu.

Estas palabras se encuentran enmarcadas durante la celebración del ‘Global Mobile Broaband Forum’ (MBBF). El encuentro, organizado conjuntamente por Huawei y GSMA, ha contado este año con más de 1.000 invitados, entre los que se incluyen operadores, partners de la industria y representantes de medios. Durante el transcurso de este foro, en el que se han tratado temas relativos al desarrollo de un mundo mejor conectado, así como a la aplicación de la banda ancha móvil con soluciones 4.5G, han intervenido 25 ponentes de GSMA, CMCC, Telefónica, Vodafone, Orange, Telecom Italia, Softbank, Google o BOSCH, entre otros.

La primera red 4.5G de 1Gbps del mundo

Una de las sacadas de pecho de la compañía china ha sido la presentación junto a HKT de la primera red móvil 4.5G de 1Gbps (1 Gigabit por segundo), liderando la evolución del standard 4G LTE. Durante la demostración, cientos de invitados han sido testigos de este nuevo récord de velocidad de descarga del mundo, de hasta 1,2 Gbps. Se trata de un hito muy significativo que abre el camino hacia la comercialización de las redes 4.5G, cuya disponibilidad se prevé para 2016.

Con la introducción de la tecnología 4.5G LTE, los operadores serán capaces de mejorar la experiencia de usuario y de dar soporte a la proliferación de comunicaciones entre sistemas M2M (machine-to-machine) y el Internet de las Cosas, así como a nuevas aplicaciones de internet móvil basadas en realidad virtual o tecnología dron.

Acelerando también en ‘mobile’

Parece claro que Huawei quiere seguir posicionada como una de las principales compañías que despliegan redes e infraestructuras, aunque eso no le está haciendo perder comba en ninguna de sus otras patas de negocio.

Así, y frente a la fortaleza que sigue mostrando Samsung, Huawei se ha aprovechado de la mayor debilidad de otras marcas como Sony, HTC o Motorola, escalando en un año desde el sexto hasta el segundo puesto de ventas, según datos de Kantar. Una escalada que tiene como principales protagonistas a España e Italia, donde la marca china está creciendo con fuerza, apoyada en la fidelidad de estos países a Android.

Por otra parte, Huawei sigue siendo la marca que más vende en China, seguida por Xiaomi y Apple, lo que le sitúa en una posición privilegiada para seguir creciendo desde todos los segmentos en todos los países.