La Fundación Montemadrid (antigua Fundación Caja Madrid) ha iniciado el proceso de venta de su sede histórica corporativa, situada en pleno centro histórico de Madrid y con potencial para transformarse en diferentes usos, entre ellos hotelero y comercial, según han señalado a EFE fuentes del sector.

El inmueble cuenta con una superficie de más de 25.000 metros cuadrados, históricamente dedicados a oficinas y, además, a diferencia de la mayoría de los edificios de la zona, dispone de un aparcamiento subterráneo con 150 plazas y un gran espacio de terrazas de más de 3.000 metros cuadrados, con vistas panorámicas al centro histórico de Madrid.

Su ubicación estratégica en el eje que configuran la Calle Arenal, la Calle Preciados y la Puerta del Sol -concretamente en la Plaza Celenque, con acceso principal en la Plaza de las Descalzas- sitúa al edificio a una distancia inferior a 1 kilómetro de la mayor parte de los puntos de interés turísticos, comerciales y culturales de la capital, y a escasos metros del futuro hotel de lujo Four Seasons.

Todas estas características, unidas a la flexibilidad del planeamiento urbanístico que afecta al inmueble, permiten su reconversión a uso hotelero o comercial, y otorgan al proyecto un atractivo único para los potenciales inversores.

La Fundación contempla la venta de la totalidad del inmueble, excluyendo únicamente el local en el que Monte de Piedad desarrolla su actividad actualmente, que se independizará del resto del edificio, ha añadido la misma fuente.

La entidad ha nombrado a la consultora inmobiliaria Irea como asesor en exclusiva de la operación, con la que pretende poner en valor uno de los inmuebles más singulares del centro de la capital.