El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha declarado este miércoles que no es partidario de las declaraciones universales de independencia, que “no son beneficiosas para la sociedad”, y ha advertido de que es “imposible” que Cataluña pueda crear un estado propio “en un mes”.

“Hay que decir las cosas con claridad”: un Estado “no se constituye de la noche a la mañana, y menos en el contexto de la UE”, ha afirmado el presidente vasco en declaraciones a la cadena Ser recogidas por la agencia Efe. Existe “una vida cotidiana, que refleja la realidad, y que no se rompe de la noche a la mañana”, ha insistido.

Urkullu ha asegurado que él no es partidario de las declaraciones unilaterales, que “no son beneficiosas para la sociedad”, sino que defiende la bilateralidad “basada en el pacto”.

Asimismo, se ha mostrado “íntimamente convencido” de que el presidente catalán en funciones, Artur Mas, ha reivindicado, precisamente, “una negociación y un acuerdo con el Gobierno español”, pero en el caso catalán “la inteligencia ha brillado por su ausencia en los gobernantes españoles”.

En el caso de Euskadi, y en relación a la proposición presentada por EH Bildu en el Parlamento Vasco en la que incluye una consulta sobre la independencia vasca para 2016, el lehendakari ha asegurado que en el País Vasco no se vivirá una situación como la catalana y que esa iniciativa se enmarca en “necesidades internas o electoralistas”, ya que está planteada “fuera de la ponencia de autogobierno constituida en la Cámara vasca”.

Sobre la negativa del PNV a participar en la ronda de contactos del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la declaración catalana, Urkullu ha manifestado que “entiende” la posición de su partido ya que “ser invitado a una mesa en la que todo está precocinado y en este momento político, tiene un sesgo electoralista”. “Estas conversaciones se deberían haber mantenido hace muchos años para definir el modelo de Estado cara el futuro”, ha precisado.