El grupo germano se alía con el gigante tecnolóigico para que los pasajeros puedan reservar vuelos a través de Google Flights y lo hace en pleno parón de ventas en las agencias por el recargo de 16 euros que impuso hace dos meses a los billetes que se compren a través de los sistemas de distribución de reservas.

Apuesta por el futuro del sector o huida hacia delante. Lufthansa quiere impulsar las ventas directas de sus billetes y para ello abrió una guerra con los grandes sistemas de distribución de reservas (y de manera indirecta con todas las agencias de viajes). Las aerolíneas del grupo -Lufthansa, Austrian, Brussels y Swiss- aplican desde el 1 de septiembre un recargo de 16 euros en los billetes comprados a través de intermediarios. El resultado, de momento, y aunque el grupo aéreo alemán no lo reconozca, ha sido un desplome de las ventas de sus vuelos en las agencias. Y ahora, en plena polémica Lufthansa anuncia una alianza estratégica para empezar a vender sus billetes a través de Google.

Lufthansa -la aerolínea, no el grupo al completo- y Google se disponen a poner en marcha el sistema ‘Book on Google’ para sus pasajeros en Estados Unidos. Con la nueva plataforma, los clientes podrán realizar reservas directamente sin salir de la página del buscador de vuelos Google Flights, aunque las compras se realicen en sentido estricto con los sistemas de la web de Lufthansa (LH.com). Google lleva tiempo haciendo pruebas, e impulsando discretamente, el modelo de reservas directas en su propia web, del mismo modelo que lo hacen otros gigantes como Tripadvisor.

“La colaboración con Google facilitará las reservas online y, en particular, aquellas realizadas través de dispositivos móviles”, subraya Jens Bischof, director de Operaciones del grupo Lufthansa. “Lufthansa es la primera aerolínea a nivel mundial que ofrece la función de reserva directa en Google Flights. Con Book on Google vamos a fortalecer la venta de billetes a través de este canal. Este es un paso muy importante en la nueva estrategia de ventas y distribución de Lufthansa, que se centra en modernizar los procesos de reserva existentes, así como en desarrollar canales de distribución nuevos y alternativos”.

En paralelo, la compañía ha sumado apoyos para impulsar la herramienta tecnológica propia que ofrece a las agencias de viajes para realizar reservas de billetes sin utilizar los sistemas de distribución de reservas (como Amadeus, Sabre o Travelport). El touroperador alemán Bucher Reisen y el mayorista de billetes AERTiCKET han puesto en marcha sus respectivas interfaces conectando de forma directa con el sistema de reservas del grupo, a través de Direct Connect. Y la cadena independiente de agencias de viajes Lufthansa City Center se ha comprometido a desarrollar un canal de distribución alternativo basado en el sistema ‘Direct Connect’ de la compañía.

“Estamos encantados de haber cerrado los primeros acuerdos con importantes partners. De este modo, somos capaces de trabajar con un amplio abanico de ofertas hechas a medida”, ha afirmado Jens Bischof. “Como complemento a nuestros canales actuales, ‘Direct Connect’ ofrece a nuestros socios tecnológicos múltiples aspectos para crear ofertas individualizadas y diversas para nuestros clientes”, ha añadido.