El dueño de Trivago y Hotels.com se lanza al negocio del alquiler turístico a lo grande con la adquisición del gran rival global de Airbnb.

El gigante online de viajes Expedia pretende revolucionar de un plumazo el sector. El grupo estadounidense -matriz de Trivago, Hotels.com, Travelocity, Venere u Orbitz, entre otras marcas- ha anunciado la adquisición de Homeaway, que es el gran rival mundial de Airbnb en el negocio del alquiler online de pisos de uso turístico. La operación alcanzará los 3.900 millones de dólares (unos 3.600 millones de euros) que se abonarán en efectivo y en acciones.

El acuerdo es total. Expedia y Homeaway confirman en un comunicado conjunto confirman que han alcanzado un “acuerdo definitivo” que sus respectivos consejos de administración ya han aprobado “por unanimidad”. El pacto contempla la adquisición de Homeaway y de todas las marcas del grupo, a través de las que gestionan una oferta de más de un millón de viviendas vacacionales repartidas en 190 países (la cartera de Airbnb supera el 1,5 millones de viviendas).

Expedia pagará los 3.900 millones de dólares que costará la absorción del gigante del alquiler (a razón de 38,31 dólares por acción) tanto en efectivo como en acciones. La compañía pretende abonar 10,15 dólares por efectivo y 0,2065 acciones por cada título de Homeaway. La compañías prevén que la operación, aún pendiente de contar con la aprobación de las autoridades de competencia y que está condicionada a que la mayoría de los accionistas de Homeaway den el ‘sí’, podría cerrarse en el primer trimestre de 2016.

Expedia ya había demostrado al mercado que su apuesta era crecer a golpe de talonario y ya había cerrado cuatro adquisiciones en el último año (Orbitz, Travelocity, Wotif Group y ha tomado una participación en Despegar.com) por más de 2.548 millones de dólares. El grupo busca así plantar cara a su gran rival Priceline -el dueño de Booking.com, Kayak o Agoda.com- y se prepara también para el desembarco al negocio de las reservas turísticas de nuevos actores tan peligrosos como Google o Tripadvisor.