El proceso en la que La Liga subastará los nueve bloques de los derechos televisivos del fútbol para las tres próximas temporadas se adjudicará provisionalmente el próximo 1 de diciembre, pocas semanas antes de que se celebren las Elecciones Generales del 20 de diciembre, a tiempo para que nadie impida que Mediapro se quede con algunos paquetes muy jugosos a dedo.

Según el borrador presentado a la CNMC por el organismo que preside Javier Tebas, el calendario contempla la presentación de ofertas antes del 30 de noviembre a las 12:00 horas. Desde entonces, se abre un plazo de 36 horas en el que se realizará la adjudicación provisional, que se hará efectiva con la firma de acuerdos comerciales antes del 4 de diciembre.

Además de la parte económica, que debería llevar a ingresar al menos lo mismo que en el ejercicio 2015-2016 pero multiplicado por tres temporadas, o sea, más de 1.800 millones de euros, La Liga puntúa otras cuestiones mucho más subjetivas y sin aclarar exactamente cómo lo hará.

Calendario

Por ejemplo, se priorizará al candidato “que ofrezca una mayor exposición de la competición”, o al que incremente más “el interés deportivo de la competición”. En el caso del primer lote, que afecta a los encuentros en abierto (la segunda selección cada jornada y de las semifinales de la Copa del Rey), se puntuará la propuesta de día y hora del encuentro, para evitar que perjudique la asistencia a los estadios. Asimismo, se premiará ceder espacios publicitarios gratuitos a La Liga para organizar campañas publicitarias, el mantenimiento de una “política de integridad“, de una “política antipiratería” o de una “estrategia digital”. 

Nada dice, eso sí, de emitir el producto en condiciones, y no como ha venido haciendo Total Channel si pensamos en los encuentros de la Champions.

La CNMC arremete duramente contra estos puntos y le parece “desproporcionado” que sean capaces de alterar la elección del operador. “Los criterios de promoción, comunicación y estrategia digital se solapan y son excesivamente indeterminados. En este sentido, estos criterios se podrían agrupar y, en todo caso, deberían establecerse fórmulas objetivas que permitan la valoración y comparación equitativa y no discriminatoria de las distintas ofertas presentadas”, subraya el regulador sobre este apartado, que podría permitir a La Liga elegir a su preferido con independencia de la oferta económica.

Telefónica sale tarifando y Mediapro da palmas

Telefónica es, sin duda, el más perjudicado por la propuesta de La Liga. En el entorno de la operadora comentan que, dado que se ha limitado el número de lotes que puede adquirir cada operador, es imposible que de ninguna manera la operadora que dirige Luis Miguel Gilpérez pueda comprar el mismo número de encuentros que comercializa hoy entre sus clientes y el resto de operadores. 

Si compra los lotes más jugosos, el cuatro (el Partidazo) y el cinco (Canal+ Liga), perderá la posibilidad de comprar el de los bares y la Segunda División de pago. 

Y aunque el de Liga Adelante quedase desierto y Telefónica pudiese pagar por él, ¡ni siquiera están todos los partidos en exclusiva, como ahora! La Liga forzará a emitir diez partidos en abierto.

LOS PUNTOS DISCUTIDOS POR LA CNMC

  • LNFP tiene que reservar a la televisión en abierto todas las semifinales de la Copa del Rey. 
  • LNFP tienen que concretar cómo se fijan los horariospara los partidos individuales y cómo se resuelven los posibles conflictos con los adjudicatarios en relación con esta cuestión. 
  • LNFP debe clarificar cómo se asignan los partidos de Segunda División a televisión en abierto y televisión de pago. 
  • LNFP debe abrir efectivamente la potencial contratación del lote 4 (un partido Real Madrid o Barcelona por jornada de Primera División) a operadores de televisión en abierto.
  • La CNMCcritica la imposición de la contratación total o parcial (para la reventa) de los canales editados por la Liga para la Primera División, Segunda División y clientes no residenciales. Sólo se admitiría si estos canales se comercializasen de forma no exclusiva. 
  • LNFP debe reducir las obligaciones de informaciónimpuestas a los adjudicatarios sobre audiencias y abonados, al ser desproporcionadas.
  • LNFP debe incluir en la licitación los derechos audiovisuales reservados a la Liga que no se comercializan inicialmente, relacionados con los resúmenes no exclusivos en televisión en abierto.  
  • LNFP debe eliminar los precios de reserva individuales y los sistemas de adjudicación subsidiaria. Sólo si no se alcanza el precio global de reserva, se podría convocar una nueva licitación, manteniendo o modificando las bases de la licitación inicial. 
  • LNFP debe modificar el procedimiento formal de recepción de ofertas (sobres separados para oferta técnica y económica; apertura ofertas económicas sólo cuando se hace pública valoración ofertas técnicas), así como concretar y especificar los criterios de admisibilidad y de valoración técnicos. Sería preferible que LNFP utilizase sólo criterios de valoración económica de cara a la adjudicación de los lotes de la licitación.

Una producción Mediapro

La Liga se ha reservado la producción de los partidos o, mejor dicho, la posibilidad de adjudicar por libre designación la producción de los partidos. ¿Alguna duda sobre quiénes se lo llevarán? Los operadores no dudan que serán entregados en bandeja de plata a Mediapro, del mismo modo que sucedió con la venta de los derechos internacionales.

El proceso de subasta incorpora, como es habitual, los criterios técnicos para las retransmisiones. El máximo nivel de calidad, denominado “premium”, es exclusivo para los clásicos entre Real Madrid y F.C. Barcelona. El segundo, llamado de “producción A”, afecta a los encuentros de estos conjuntos con terceros equipos.

Hasta la cocina

Las condiciones estipulan que el adjudicatario debe, metafóricamente, abrir su trastienda a la Liga y entregarle todo tipo de información. Por entregar, tienen que aportar ¡hasta la clase económica de los espectadores que contratan el producto!

AUDIENCIA Y ABONADOS

Las cifras de audiencia que todos los adjudicatarios deben aportar son las siguientes: 

  • Cifras de audiencia o tráfico de la retransmisión de los partidos o resúmenes, cuotas de mercado, calificaciones/rankings y alcance no duplicado, entre otros. 
  • Cifras de audiencia detalladas por edad, sexo, clase económica y datos de audiencia minuto a minuto 
  • Cifras de audiencia o tráfico desglosadas por plataforma de visualización 
  • Cifras de audiencia o tráfico de la web y número de visualización de los clips 

Los datos sobre abonados que los adjudicatarios deberán proporcionar son los siguientes: 

  • Cifras de abonados y su evolución, tanto abonados a televisión de pago, fija o móvil, como a su red de banda ancha, fija o móvil, a través de cualquier sistema de distribución, tanto de los partidos del lote 4, como de los canales y partidos de los lotes 5. 6 y 8.
  • Cifras de abonados que utilicen la portabilidad y territorios de uso de dicha portabilidad.