La Guardia Civil ha detenido este miércoles en Cornellá de Llobregat (Barcelona) a dos hombres de origen marroquí presuntamente vinculados al aparato de reclutamiento y adoctrinamiento del llamado Estado Islámico (Daesh).

La operación fue realizada en la mañana de este miércoles por orden del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, según ha informado el Ministerio del Interior en su página web. La Guardia Civil está efectuando en estos momentos registros en los domicilios de los detenidos.

Los dos detenidos, dos hombres de origen marroquí, uno de nacionalidad española y otro marroquí, “administraban y difundían material propagandístico de la organización terrorista Daesh para adoctrinar, hacer proselitismo y facilitar el reclutamiento a través de las redes sociales”, ha explicado el Ministerio.

“A través de las redes sociales, los detenidos habrían mantenido contactos con individuos en zonas de conflicto, ofreciéndoles su apoyo y ánimo para continuar con sus actividades”, ha proseguido.

Asimismo, “habrían participado de forma activa y directa en el aparato de propaganda del Daesh, mediante encuentros privados para el visionado conjunto de contenidos propagandísticos de esta organización terrorista, ensalzando a sus miembros y a dicha organización”, ha añadido.

Los detenidos, según el Ministerio, serían responsables de la creación de perfiles para “visionar archivos de todo tipo (imágenes/vídeos/documentos) producidos por el Daesh” que posteriormente serían divulgarlos a otros usuarios a través de otras redes sociales o serían compartidos directamente con otros individuos en los mencionados encuentros privados. “Las actividades de proselitismo habrían tenido la intención de persuadir a los participantes en dichas reuniones para integrarse en el Daesh y desplazarse a zonas de conflicto”, ha concluido.

La noticia se produce un día después de la detención en Madrid de tres personas también de origen marroquí acusadas de formar parte de un grupo vinculado al Daesh y que, según una nota de prensa de Interior, “estaban dispuestos a llevar a cabo, en cualquier momento, actos terroristas como los sucedidos recientemente en otros países de nuestro entorno”.