Globalia logra una salida pactada para cerrar el expediente sobre el presunto cobro de subvenciones indebidas en los billetes con descuento de Canarias y Baleares tras dos años de investigaciones por parte de Fomento.

Air Europa cierra uno de los frentes por el presunto fraude en el cobro de subvenciones en los billetes de residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla. A la espera de que la Audiencia Nacional decida si abre una investigación formal tras la denuncia de la fiscalía, la aerolínea del grupo Globalia ha alcanzado un acuerdo para cerrar el expediente que por este caso se investigaba por el Ministerio de Fomento.

Desde Air Europa se subraya que el acuerdo sirve para poner fin a las discrepancias con Fomento sobre el criterio para aplicar el descuento aéreo (una bonificación con dinero público del 50% del precio del billete a los residentes en zonas extrapeninsulares) en algunos billetes. Las ‘discrepancias’ se habrían saldado con el pago de una compensación millonaria por parte de la compañía aérea para saldar al menos parte de las ayudas presuntamente indebidas. Una compensación que podría alcanzar los 13,5 millones de euros, según informa El Confidencial.

El Ministerio de Fomento investigaba desde hace dos años un presunto fraude en el cobro de las ayudas en estos billetes subvencionados y que le habría llevado a analizar millones de operaciones de todas las aeroíneas que operan vuelos desde las islas y desde Ceuta y Melilla. La investigación acabó centrándose en el cobro de estas ayudas por parte de Air Europa en los últimos años, y el expediente se cierra ahora con una solución pactada (y millonaria).

El caso, en la Audiencia Nacional

Solventado el frente administrativo con el Gobierno, a Air Europa aún le queda abierto el judicial. La fiscalía ha presentado una denuncia ante la Audiencia Nacional por el presunto fraude en el cobre de subvenciones indebidas en estos billetes y el juez Eloy Velasco tiene ahora que decidir si abre una causa formal sobre estos hechos. La aerolínea está siendo investigada por la presunta creación de un sistema para poder cobrar esa subvención pública del 50% de la tarifa aplicándola a billetes que no podían acogerse a ella o por cuantías mayores a las correctas.

Las compañías sólo pueden aplicar el descuento en los billetes con tarifas públicas –registradas en Aviación Civil-, pero Air Europa podría haber estado reclamando el pago de la subvención al Ministerio de Fomento para billetes con descuentos promocionales o incluso gratuitos. Según informó en exclusiva SABEMOS, documentos internos de la compañía aérea muestran de manera detallada la fórmula diseñada para enmascarar las presuntas irregularidades y que habría estado en funcionamiento al menos desde 2008.

En estos documentos, directivos de Air Europa explican que la compañía utilizaba para ello los acuerdos promocionales con diferentes asociaciones y empresas a los que aplicaba descuentos en el precio de sus billetes (o incluso a los que regalaba enteramente los billetes). La aerolínea pactaba con estos colectivos la manera de efectuar un pago por el importe de una tarifa completa para embolsarse la subvención de Fomento y, posteriormente, Air Europa compensaba al comprador con un pago por la misma cantidad que éste había abonado. En los escritos no se identifican a las empresas o entidades con que se habían alcanzado estos acuerdos.

Los directivos de Globalia explican en estos documentos internos que los compradores realizaban el pago de la mitad de una tarifa normal no promocional (porque la otra mitad la abonaba el propio Ministerio de Fomento). Y posteriormente Air Europa devolvía a estas asociaciones y empresas ese precio abonado por el billete a través de facturas en concepto de publicidad, de otros tipos de servicios o de diferentes fórmulas de intercambio. Una factura (la que emitía Air Europa por la venta del billete) compensaba la otra (la de servicios de publicidad para las otras empresas) por exactamente el mismo importe. Al comprador del billete le seguía saliendo el vuelo a coste cero, pero Air Europa se embolsaría así el 50% del importe a través de la subvención pública.