La Policía ha detenido en la madrugada de a este martes en Madrid a tres personas de origen marroquí acusadas de formar parte de un grupo vinculado al Daesh (o Estado Islámico, EI) y que estaban dispuestos a cometer actos terroristas.

Según fuentes de la investigación, citadas por el Ministerio del Interior en una nota de prensa, los detenidos estaban dispuestos a llevar a cabo, en cualquier momento, actos terroristas como los sucedidos recientemente en otros países de nuestro entorno.

La operación, que continúa abierta, ha sido coordinada por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 y por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Según informaron a Efe fuentes de la investigación, la operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en la Cañada Real, un poblado chabolista conocido como el “supermercado” de la droga, donde han sido arrestados dos de ellos, y en el barrio madrileño de Vallecas, con otro detenido. 

Además, los agentes han practicado tres registros, dos en el poblado y un tercero en el barrio madrileño, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Fernández Díaz: “Salto cualitativo”

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha declarado este martes que la operación antiyihadista de Madrid supone “un salto cualitativo” porque los tres detenidos no están acusados de adoctrinar y reclutar terroristas, sino que pretendían atentar en España.

“Parecería que pretendían ejecutar las consignas que está dando Daesh para los territorios que consideran infieles, atentar de manera indiscriminada”, ha dicho Fernández Díaz en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press.

El titular de Interior no ha dado más detalles sobre la operación porque se ha decretado el secreto del sumario, aunque sí ha precisado que se trata de tres varones de nacionalidad marroquí con Número de Identificación de Extranjero (NIE), lo que apunta a que su estancia en España es estable.

Tampoco ha precisado qué tipo de atentado estaban preparando, pero ha recordado otros perpetrados en países europeos en el último año, desde el asalto al semanario francés Charlie Hebdo al ataque en el Museo Judío de Bruselas, “desde ir con un cuchillo contra una persona a ir con un kalashnikov”.

El ministro ha recordado que España está en alerta 4 –de un total de 5–, lo que supone un riesgo elevado de comisión de actos terroristas, y ha cifrado en 171 los detenidos acusados de yihadismo en esta legislatura. Según Fernández Díaz, “la inmensa mayoría” de esos detenidos son procesados y la fiscalía pide para ellos prisión sin fianza por integración en organización terrorista.

Tres parados hispano-marroquíes con muchos años de residencia en España

Según informaron fuentes de la lucha antiterrorista a Europa Press, los Policía Nacional cree que los tres presuntos yihadistas detenidos este martes en Madrid buscaban a más personas para llevar a cabo un atentado en territorio español como los que se han registrados en el último año en otros países del entorno.

Estas mismas fuentes han precisado que los detenidos son tres varones que no llegan ni a los 30 años de edad. En concreto tienen edades comprendidas entre los 26 y los 29 años. Todos ellos son de origen marroquí, aunque con nacionalidad española.

Llevaban muchos años viviendo en España. Uno de ellos llevaba 15 años, otro siete años y el tercero cinco. Las fuentes consultadas descartan la presencia reciente de ninguno de estos tres detenidos en lugares de conflicto como Siria o Irak y apuntan a que su radicalización se produjo por otras vías. Los tres detenidos se encontraban actualmente en paro.

“Salid, venced o morid”

 El Daesh difundió hace pocos días un comunicado de su portavoz, Abu Muhammad Al Adnani Ash Shami, que el propio grupo terrorista tradujo al español. En el texto llaman a los musulmanes a hacer la yihad en todo el mundo, aunque no incluye ninguna amenaza concreta contra España.

“Si no tenéis un arma, tenéis una cuerda o un cuchillo. Y ante vosotros se encuentran los soldados del tirano. Salid, venced o morid”, son algunas de las frases recogidas en esta comunicación a la que tuvo acceso Europa Press.

El comunicado lleva por título: “Di a quienes se niegan a creer: Seréis vencidos”, y fue difundido a mediados de octubre en otros idiomas y semanas después fue traducido al español, algo poco habitual por el momento en los mensajes de Estado Islámico.

Los expertos en el seguimiento de estos movimientos yihadistas indican que estos grupos traducen sus comunicaciones a los idiomas de los países en los que quieren influir. Anteriormente este mismo comunicado había sido publicado en árabe, inglés, francés, alemán y ruso.