La incertidumbre electoral que se vive este año España podría haber frenado el crecimiento de la actividad de la industria española durante el pasado mes de octubre, según el índice PMI.

El índice ha pasado de 51,7 puntos en septiembre a 51,3 en octubre, el quinto debilitamiento mensual consecutivo del sector y el menor ritmo de expansión industrial desde diciembre de 2013, según recoge la agencia Europa Press.

“Parece ser que el sector manufacturero español va a terminar el año de manera tímida, ya que los ritmos de crecimiento de la producción, los nuevos pedidos y el empleo han disminuido intensamente en los últimos meses”, declaró Andrew Harker, economista senior de Markit y autor del informe para España.

“Es probable que las próximas elecciones resulten en cierta cautela entre las empresas y clientes por igual, mientras esperan ver el resultado de la votación de diciembre”, añadió el experto.

No obstante, los nuevos pedidos aumentaron levemente, aunque a un ritmo ligeramente más rápido que en septiembre, gracias a la sólida expansión de los nuevos pedidos para exportaciones.

A su vez, los pedidos pendientes de realización aumentaron por primera vez en tres meses durante octubre, aunque a un ritmo marginal, por lo que la tasa de creación de empleo disminuyó por tercer mes consecutivo hasta la más débil en un año.

Una lectura del índice PMI superior a 50 puntos implica expansión de la actividad en el sector, mientas que una lectura inferior a este umbral supone contracción.