El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha negado hoy el interés de los grandes bancos por la entidad financiera, que según ha dicho, “tiene vocación de ser independiente, y con un tamaño suficiente como para contribuir a la mejora de la competencia del sector”.

Sevilla se ha expresado así durante la rueda de prensa de los resultados del banco correspondientes al tercer trimestre del año, en el que preguntado por el interés de los grandes bancos en hacerse con la entidad financiera, ha dicho que “no se ha acercado ninguno”, tal y como recoge la Agencia EFE.

Durante la rueda de prensa, y respecto a un posible nuevo proceso de reestructuración del sector, Sevilla ha recordado que Bankia, dentro de las limitaciones que tiene por el acuerdo alcanzado con Bruselas, es que hasta 2017, no puede adquirir otras entidades. No obstante, considera que tiene un proyecto, y que por tamaño, capacidad y fortalezas, tiene vocación de ser un grupo independiente.

“Nosotros vamos a lo nuestro”, ha insistido Sevilla, que respecto a un nuevo proceso de fusión en el sector español, ha indicado que dependerá de si los bajos tipos de interés mantendrán la presión sobre la cuenta de resultados de las entidades, algo que podría llevar a un nuevo proceso para reducir costes y mejorar eficiencia.

Bankia, que acaba de finalizar su plan estratégico, según ha destacado Sevilla, trabaja ya en uno nuevo -de tres años- que incluirá objetivos ambiciosos. Un plan en el que no se prevé el cierre de oficinas significativas, tal y como ha asegurado el consejero delegado de Bankia, que preguntado por la política de dividendos, ha dicho que la entidad seguirá pagando en efectivo.

Por último, y preguntado sobre la venta de Bankia, Sevilla ha dicho que tal y como ha ocurrido con otras entidades europeas, se debería hacer mediante paquetes de acciones.

“Bankia tiene fortalezas importantes”, “recorrido y capacidad de mejora”, ha manifestado Sevilla, para quien a medio plazo, la entidad debería seguir revalorizándose y ganando valor en bolsa.

Cajeros

Sevilla también ha reiterado hoy que la entidad no cobrará una comisión de 2 euros a los no clientes por el uso de su red de cajeros. Aunque la entidad no sabe todavía la comisión que cobrará a sus no clientes por el uso de este servicio, la cifra será “lo más moderada posible”.

Preguntado por la estrategia que seguirá la entidad tras la nueva norma aprobada por el Gobierno sobre comisiones de cajeros, el consejero delegado de la compañía ha asegurado que el recargo se dejó de aplicar unos días después de la publicación de la norma.

Ahora, hay que ver las medidas que adopta el sector al respecto, ha dicho Sevilla, que ha recordado que la entidad alcanzó un acuerdo con varias entidades de la red Euro 6000, y el Banco Sabadell para no cobrar los dos euros de comisión a los clientes de estos bancos. En este sentido, el ejecutivo ha abogado por tener en España una red de cajeros eficiente y útil para los consumidores.

Sevilla también ha hecho referencia a las cláusulas suelo, que acaba de eliminar la entidad; el efecto anual de retirarlas alcanza unos 40 millones de euros menos de beneficios, o de ingresos para el grupo. Sobre la posibilidad de que la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo pueda obligar a pagar con carácter retroactivo las cláusulas suelo, Sevilla ha dicho que a la entidad no le preocupa, ya que solo un 3 o 4% de la cartera hipotecaria tiene cláusulas suelo.