Si alguna noticia ha ocupado espacio mediático esta semana, sin duda, ha sido la nota de prensa de la IARC en la cual anuncia que ha decido clasificar a la carne procesada (esto implica fiambre, embutido, hamburguesas y salchichas) en la categoría 1, es decir, que tenemos evidencia sólida de que produce cáncer y la carne roja (cerdo, ternera, cordero y caballo) como 2A o probable carcinógeno, aunque no hay datos sólidos.

Parece ser que todo el mundo se ha llevado las manos a la cabeza con este tema y durante los próximas días el consumo de este tipo de carne igual se resiente, como mínimo hasta el viernes, día en el que las cadenas de comida rápida de los centros comerciales volverán a tener colas de clientes consumiendo productos 1 y 2A.

¿Tenemos que asustarnos? Depende. ¿La IARC ha dicho algo que no supiéramos? A ver. Pirámide nutricional española. En la cima de la pirámide aparecen las carnes grasas y procesadas.

  • Año 2005, estrategia NAOS para prevenir la obesidad infantil: Se desaconseja el consumo de carnes grasas.
  • Año 2013, publicación el Libro blanco de la nutrición en España, la dieta en España es en general buena, aunque demasiada sal y demasiada grasa, insiste en desaconsejar las carnes grasas y procesadas.

La recomendación en vigor es de un máximo de 50 gramos al día o de dos raciones a la semana. La relación entre cáncer colorrectal y consumo de carne roja era conocida desde hace tiempo. Parece que la IARC acaba de inventar la sopa de ajo. Por cierto, ¿la principal preocupación de alguien que tenga una dieta en carne procesada es el cáncer? Pues no. Posiblemente antes que un cáncer colorrectal tendría que preocuparse por la obesidad y sus consecuencias: diabetes y accidentes cadiovasculares. La carne grasa engorda tapona las arterias, y esto es malo. Venga, decidme que no lo sabíais la semana pasada, que no me lo creo.

¿Tenemos que prohibir la carne roja ya que la IARC ha dicho que es cancerígena? ¿Por qué? El cáncer depende de muchos factores, no solo ambientales, también genéticos y tiene un alto componente de azar. Si tienes la mala suerte de que una célula mute a cancerígena la has liado. Para entenderlo, el cáncer es como una lotería. Si tienes predisposición genética, en vez de una participación tienes un décimo, y si encima te expones a algún carcinógeno, compras el número entero. Cuantos más agentes carcinógenos evites, menos números tendrás para que te toque, pero esto no impide que alguien que fume no coja cáncer y alguien que tenga una vida sana lo sufra. El azar y la estadística es lo que tiene. Los grandes números son muy crueles con las historias individuales.

Otro detalle es que la lista de la IARC es cualitativa, no cuantitativa. Habla de sustancias que seguro que provocan cáncer, pero no habla de la cantidad. 50 gramos al día de carne roja no tienen por que suponer un problema, pero 50 gramos de plutonio (también catalogado como 1) te fríen a ti, y a todo tu barrio antes de que te dé tiempo a coger un cáncer. Obviamente no todo lo que está en la lista 1 es igual de carcinógénico. Por lo tanto es una tontería por ejemplo preocuparse por comerse una hamburguesa y comerse una ensalda con una cerveza, porque el alcohol es más cancerígeno (y neurotóxico) o ser vegetariano para evitar la carne por ser cancerígena y fumar.

En mayo la IARC también la volvió a montar cuando recalificó un herbicida utilizado en los cultivos transgénicos RR (principalmente soja, maíz y algodón) de 4 a 2A. Justamente esto pasó días antes de que viajara a Argentina, donde existe una gran presión social en contra del uso de este herbicida, en general apoyados en datos científicos cuestionables, o directamente falsos. En aquel momento la gente y algún que otro poderoso grupo ecologista exigía la prohibición del glifosato alegando que estaba clasificado como 2A. Olvidando el pequeño detalle que el mate, la infusión nacional de Argentina y Uruguay, lleva más de 15 años en esa categoría, con el agravante que el mate te lo bebes y el herbicida no. Por cierto, la carne procesada ahora están un nivel por encima del malísimo glifosato. ¿Para cuando la manifestación pidiendo el cierre de todas las carnicerias?

Imagen | Flickr – Didriks