Quienes adoren las historias de terror, los gritos a media noche, las calles llenas de zombies y los castillos abandonados, ya pueden estar preparando su maleta para viajar a los destinos que más miedo despiertan por ser los escenarios que inspiraron la creación de personajes como Drácula, el Fantasma de la Ópera, el doctor Jekyll y Mr Hyde o las Brujas de Salem.

Si quieres pasar miedo, no dudes en visitar estos lugares:

Transilvania, hogar de Drácula. Jonathan Harker inició un siniestro y lúgubre viaje a través de los montes Cárpatos Rumanos para encontrarse con el conde Drácula, una experiencia que se puede revivir viajando a Transilvania. Pues es en medio de este paisaje de miedo, rodeado de frondosos bosques y montañas, donde se encuentra el Castillo de Bran, la fortaleza medieval en la que se inspiró el escritor irlandés Bram Stoker para recrear la conocida novela de terror Drácula.

El París del Fantasma de la Ópera. Recorrer los lujosos vestíbulos decorados con pan de oro y mosaicos de la Ópera de Garnier nos puede hacer sentir observados por el Fantasma de la Opera. Sus pasadizos y escaleras de mármol nos transportan al centro de novela gótica del francés Gastón Leroux, en la que se muestra a un atormentado Erik viviendo en los subterráneos de la Ópera de Garnier, y extorsionando a los artistas. Si nos atrevemos a ver alguna función, hay que estar alerta antes de que alguna lámpara caiga encima de nosotros o tener cuidado de no resbalar por las escaleras de mármol.

Las dos caras de Edimburgo. Las callejuelas medievales de Edimburgo han inspirado más de una historia de fantasía y terror. El famoso escritor Robert Louis Stevenson, nacido en la capital escocesa, supo explotar ese halo fantasmal que envuelve la ciudad. Su novela El Ladrón de Cadáveres se basa en un hecho real que tuvo lugar en la Edimburgo del siglo XIX cuando dos asesinos profanaban tumbas del cementerio de Greyfriars y asesinaban vagabundos para vender sus cuerpos al Colegio Médico de Edimburgo. Otra de sus novelas, El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr Hyde se vuelve a basar en la historia de Deacon Brodie, un concejal del siglo XVIII, que llevaba una vida ejemplar por el día y desvalijaba las casas de sus vecinos por las noches. A día de hoy, en la Royal Mile, donde se ubicaba su taller, hay un pub y un callejón que llevan el nombre de Deacon Brodie.

En busca de las brujas de Salem. La ciudad costera de Salem fue el escenario de los juicios por brujería que tuvieron lugar en el verano de 1692. Escritores norteamericanos han usado este hecho histórico para escribir algunas de las narraciones que nos mantienen en vilo a día de hoy. Arturo Miller se basó en este hecho histórico para escribir su obra teatral las Brujas de Salem, mientras que Nathaniel Hawthorne escribió la novela de terror la Casa de los siete tejados. Este edificio se puede visitar si queremos celebrar un Halloween de miedo en la ciudad americana. Otro de los puntos de interés turístico es el museo de las brujas, en el cual se explica qué fueron los juicios de Salem, así como los ritos de brujería, las ceremonias satánicas y las invocaciones al diablo.

Colorido Halloween en México. Aguascalientes es sin duda un destino para celebrar Halloween. El Festival de las Calaveras está inspirado en la famosa Calavera Garbancera, o más conocida como Catrina, una obra del reconocido ilustrador José Guadalupe Posada. En estas fiestas los mexicanos se disfrazan de calaveras vivientes para celebrar el día de los muertos. Esta clase de representaciones discurren en la novela el Árbol de las Brujas del norteamericano Ray Bradbury, en la cual se hace una metáfora de la confluencia de estas tradiciones.