Berlín fue la ciudad elegida por Honor para celebrar el primer aniversario de la marca china en Europa. Una fiesta en la que no repararon en helio, cervezas, confeti, ni fans.

Honor, la compañía que nació como una división de Huawei, cumple años y para celebrarlo nada de medias lunas de paté y nocilla, de ganchitos de los que te dejan las manos color naranja, o de batidos de chocolate. Para su primer aniversario, Honor ha tirado la casa por la ventana invitando a 100 fans de toda Europa a una fiesta a la orilla del río en la que no faltaron canapés (que para evitar conflictos eran del gusto de la OMS, puesto que no había ni rastro de jamón o hamburguesas), cerveza, DJ y habitaciones en las que una vez entrabas te podía pasar de todo: que un señor vestido de científico te obligase a aspirar humo de Jagermeister, que se iniciase una guerra de pintura, que acabases enterrado vivo entre globos color blanco, o incluso con más confeti en la cabeza que los invitados a las fiestas organizadas por Ana Mato.

Desde luego aquello no empezó así, pues antes de que una soldado alemana obligase a todo el mundo a entrar en ese mundo decorado por paneles de zapatillas de deporte y carros de la compra apilados, los responsables de Honor quisieron dedicar unas palabras a la prensa y los fans de la marca que se encontraban allí, en un espacio algo soso que pronto cambiaría de parecer.

Para empezar, decir que la compañía va camino de duplicar sus ventas en este 2015. En el año anterior Honor logró vender algo más de 20 millones de unidades de dispositivos, un dato que quedó superado el pasado mes de junio. Por lo tanto, esta división de Huawei espera poder llegar a los 40 millones de unidades vendidas antes de que finalice el año.

Su último smartphone, el Honor 7, poco parece tener que envidiar al Mate S de Huawei (son dos teléfonos muy similares que tienen en el precio su mayor diferenciación), y por ello se convirtió en el premio de tres fans de la marca que llevaban algún tiempo utilizando dispositivos de Honor.

A destacar que quienes cuenten con el Honor 7 podrán disfrutar de la actualización a la última versión de Android 6.0 Marshmallow el próximo mes, según adelantaron los responsables de la compañía.

Después de estas buenas noticias llegaba el momento de celebrar y de buscar descuentos y premios entre las actividades que Honor había preparado para sus invitados.