CDC y ERC concurrirán en listas separadas a las elecciones generales del 20 de diciembre pero con una “unidad de acción” para defender la independencia en el Congreso y el Senado, y coordinados con las actuaciones que emprenda el grupo de JxSí en el Parlament y el Govern.

En los jardines del recinto modernista del Hospital de Sant Pau de Barcelona, el coordinador general de CDC, Josep Rull, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, han explicado que van por separado para “maximizar” el espacio independentista y seguir ganando votos en favor de este proyecto, y para defender el mandato del 27-S en Madrid.

Asimismo, han asegurado que llevarán un “punto común” en el programa, que será un manifiesto que se va a acabar de concretar los próximos días, y no han precisado quiénes serán sus respectivos cabezas de lista a la espera de que lo decidan en los congresos de los partidos.

Fuentes próximas a la negociación consultadas por Europa Press han avanzado que, aunque se presenten por separado, pretenden compartir gran parte del programa electoral, en el que el proceso soberanista volverá a ser clave.

Los partidos han interpretado que no se puede repetir la fórmula de JxSí porque esto significaría volverle a dar un componente plebiscitario a la contienda electoral, pero consideran que esto ya quedó superado en los comicios del 27-S, en los que lograron 62 diputados.