Nos gusta el rosa, el color del ‘buenrollismo’ por excelencia, de la pantera más famosa del planeta Tierra, de los flamencos del Parque de Doñana, del bote de Fairy que mejor huele, de los rollos de papel higiénico más suaves, y como no, de los más espectaculares estilismos de Barbie, Paris Hilton y Aless Gibaja.

Cualquier objeto, animal o persona adquiere nuevas y mejores características una vez es bañado en color rosa, o al menos esa es la conclusión que podemos sacar después de ver los ejemplos anteriores y la obsesión que parecen tener los fabricantes de smartphones con este color tan especial.

¿Blanco? o ¿negro?

Esa era la cuestión que nos planteábamos a la hora de adquirir un terminal. Una pregunta sencilla, que tan solo admitía como opciones la variante azul marino y gris. Más allá, el gran universo de colores que puede llegar alcanzar a diferenciar el ojo humano quedaba relegado al segundo plano de las fundas y carcasas.

Hoy esto ha cambiado ya que las marcas han decidido incluir color en sus teléfonos, y más concretamente el color rosa. Ya hemos visto tonos verdes, azules, negros, grises, granates y blancos en los smartphones, que tuvieron su último capricho de color en el dorado y que ahora encuentran en el rosa la mejor oportunidad de mercado. Aunque hay que señalar que la fiebre del oro aún está presente, pues el color rosa del que hablamos es, para ser más exactos y como señalan las marcas, el color oro rosa.

The pink is the new black

El éxito de las grandes series de televisión reside en el guion, argumento y personajes, que son capaces de atraer a un elevado número de usuarios. Con esto queremos decir que además del color, las características del teléfono son también una buena razón para adquirir el terminal.

Los HTC One A9, iPhone 6S y Huawei P8 se han apuntado a la moda del rosa. Estos smartphones han apostado por el color de moda ofreciendo al público una versión distinta y hasta entonces inusual del dispositivo. De esta forma se llama la atención, se vende un producto único y diferente que además puede identificarse con un tipo de usuario concreto, y no necesariamente femenino: la originalidad, aquello que se sale de lo normal, se ha convertido en todo un valor, y eso es lo que ofrece el rosa, un color que de por sí representa suavidad, elegancia y belleza.

A estas características de exclusividad hay que sumar que estamos hablando de teléfonos de gama alta.

El rosa en España

Acaba de aterrizar en España, de la mano de Orange, el Huawei P8 en color rosa. Lo hace viendo como está funcionando el tono en el iPhone 6S y la expectación que ha generado el anuncio de que el nuevo buque insignia de HTC, el One A9 también cuenta con su versión rosada.

La compañía de telefonía ya contó con las ediciones en rosa de los dispositivos Huawei P6 y P7. Orange  repite una vez más y comercializa el nuevo modelo, el P8 que puede conseguirse por 11 euros al mes con la tarifa Ballena Play, o totalmente libre sin estar asociado a ninguna tarifa por 409 euros.

La semana pasada HTC presentaba sus nuevos One A9 que cuentan con una versión ligeramente rosada. No llega a ser un color rosa intenso pero si un tono que nos recuerda esas características de suavidad, elegancia y belleza. El dispositivo estará disponible en España a partir de diciembre, pero aún desconocemos su precio, que en EE.UU. alcanza los 499 dólares y en el Reino Unido las 430 libras.

El que ya se encuentra a la venta es el iPhone 6S, que en su versión color rosa ha logrado atraer a un gran número de usuarios que además de ser amantes de la marca de la manzana lo son también del tono de este smartphone. 

Como deciamos antes, el rosa en los teléfonos móviles se ha convertido en todo un valor diferenciador que lleva a los amantes de lo bonito, cool y distinguido a demandar smartphones que destaquen además de por sus características técnicas por su color rosa.