Tres grupos empresariales chinos se disputan recibir el visto bueno del Gobierno de Pekín para lanzar una oferta de compra por el grupo hotelero estadounidense. Y ahora a la lucha por absorber la cadena se suma su rival norteamericano Hyatt.

Starwood es un auténtico gigante del sector hotelero global. El grupo estadounidense cuenta con 1.200 hoteles en todo el mundo bajo marcas tan reconocidas como Sheraton, Westin, W Hotels o St Regis. Pero ante la evidencia de que la compañía iba perdiendo comba ante la pujanza de sus rivales Hilton o Marriott en su proceso de expansión internacional, Starwood anunció hace seis meses su intención de explorar diferentes opciones estratégicas, incluida la propia venta de la compañía.

Y en los últimos días los movimientos previos a una eventual operación parece que se están acelerando. Starwood mantiene conversaciones de cara a una eventual adquisición con su rival Hyatt desde hace semanas, según ha desvelado CNBC. Las negociaciones estarían avanzadas, la la unión se realizaría con una combinación de efectivo e intercambio accionarial y el control del nuevo gigante hotelero quedaría en manos de Hyatt.

En paralelo, hasta tres grupos chinos estarían disputándose recibir el visto bueno de Pekín para presentar también una oferta de compra sobre Starwood, según The Wall Street Journal. El Gobierno chino prefiere que sólo una de las compañías interesadas (o un consorcio de varias) lance una propuesta de adquisición para evitar una guerra de ofertas.

Los tres grupos asiáticos que pretenderían hacerse con el control de Starwood serían el fondo soberano China Investment, el grupo turístico HNA (que es el máximo accionista de NH Hoteles y que está negociando la entrada en el accionariado del grupo Globalia con una participación de casi el 49%) y la compañía hotelera Jin Jiang (que tiene una alianza con Meliá para impulsar sus respectivos procesos de expansión internacional).