El jugador del FC Barcelona Javier Mascherano ha reconocido este jueves ante la juez haber defraudado a Hacienda más de 1,5 millones de euros al haber ocultado a la Agencia Tributaria ingresos de sus derechos de imagen en 2011 y 2012 y fraude con el IRPF.

Según fuentes judiciales citadas por Europa Press, el futbolista ha admitido ante el Juzgado de Instrucción 9 de Gavà los dos delitos contra la Hacienda Pública por los que se le acusa, con lo que ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado le han formulado preguntas en el interrogatorio, y su paso por el juzgado ha sido de pocos minutos.

El futbolista ya pagó en septiembre los más de 1,5 millones de euros más intereses defraudados, después de haber utilizado “formas y sedes jurídicas elegidas con extremada precisión” que incluyen sociedades en paraísos fiscales, según la Fiscalía.