El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sigue exponiéndose de forma pública en plena precampaña electoral con el fin de transmitir sus ideas antes del sprint final de diciembre.

Tras su paso por la televisión pública, hoy ha sido el turno de la Cadena SER, donde el presidente del Gobierno ha repasado la actualidad de su partido en la que dos temas puramente políticos han centrado gran parte de la atención. Son dos nombres propios que de una u otra manera serán claves hasta el 20-D: Soraya Sáenz de Santamaría y Rodrigo Rato.

En cuanto a la vicepresidenta, Mariano Rajoy ha señalado que volverá a ser su ‘número dos’ como hace cuatro años. “Pues no me lo he planteado, pero desde luego, yo estoy encantado con la labor que ha desarrollado a lo largo de estos últimos años. Supongo que sí, no se me ocurre ninguna razón  por la que no vaya a serlo”. Ante esta respuesta, se le ha preguntado si no está claro que Santamaría le siga en el segundo puesto de la lista de Madrid al Congreso. El jefe del Ejecutivo ha contestado: “Yo creo que irá de número dos, pero es que todavía no he hablado con nadie de este asunto”.

Al hilo de las informaciones publicadas estos meses tras el retroceso electoral del PP, Rajoy ha asegurado que ningún miembro de su partido le ha dicho que él sea una rémora. “O no dicen la verdad cuando hablan conmigo o no dicen la verdad cuando hablan con ustedes (los periodistas). Espero que sea cuando hablan con ustedes cuando no digan la verdad”, ha enfatizado. En este sentido, ha señalado que en el PP no “cuestionan” su liderazgo y ha reiterado que “en absoluto” se considera una rémora para su formación. Según ha añadido, le ha “tocado” gobernar en la legislatura más difícil pero ha actuado con “determinación y coraje”, tomando medidas que han llevado a que “mucha gente se haya molestado” con esas decisiones. “Tienen perfecto derecho a hacerlo conmigo y con las decisiones que ha tomado mi gobierno”, ha apostillado.

Rato, el otro protagonista

Sobre Rodrigo Rato, el presidente no se ha mostrado muy explícito. “Esperemos a que los tribunales decidan, yo no sé, sé lo que he leído, lo de Bankia… esperemos a que los tribunales decidan y no nos erijamos en jueces, por lo menos no es mi función”.

Así, no ha contestado a si se arrepiente de haber apoyado el nombramiento de Rato como presidente de Bankia. Rajoy se ha limitado a decir que no conoce “exactamente” lo sucedido en el banco y a recordar que la Audiencia Nacional tiene un procedimiento abierto sobre la fusión de Caja Madrid con Bancaja y la posterior salida a Bolsa de Bankia.

Según ha dicho, supone que Rato, que entonces presidía la caja madrileña y pasó a presidir la entidad que salió de la fusión actuó “en esos temas de acuerdo con el Gobierno, con el Banco de España y con la CNMV”. “No me lo sé, serán los tribunales los que tengan que establecer la responsabilidad de cada cual”, ha dicho.