Dos no pelean si uno no quiere. Tras unas declaraciones por parte del CEO de Yoigo, Eduardo Taulet, calificando la estrategia empresarial de MásMóvil de “burbujilla”, su homónimo en el operador virtual, Meinrad Spenger, no ha querido responder a esta alusión durante la presentación del Plan de Negocio de la compañía.

Contestar a Yoigo, pero sin responder de forma directa. Esa ha sido la actitud del CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger, durante la presentación del Plan de Negocio que ha llevado a cabo la compañía este martes en La Bolsa de Madrid para informar a los inversores y accionistas de cuáles son sus planes de futuro con el objetivo de establecerse como operador alternativo dentro del mercado telco. En este contexto por ocupar la cuarta posición tras Movistar, Orange y Vodafone, la semana pasada el “jefe” de Yoigo declaraba a SABEMOS que MásMóvil era solo un operador móvil virtual, y que nunca sería el cuarto player porque principalmente ni siquiera era operador al no tener redes propias.

También dejaba entrever que todas las adquisiciones que está llevando a cabo el OMV amarillo suponen la unión de empresas sin nada en común con el objetivo de inflar la facturación. Por último, aludía a que MásMóvil no tiene una fuerte presencia de marca, ni tiendas físicas… y que en definitiva nunca sería cuarto operador (o alternativo) tras los “tres grandes”.

Con el dedo metido en el ojo, MásMóvil no ha querido entrar en ningún tipo de polémica. No obstante, entre Ebitdas, planes de financiación y deuda, Spenger ha ido soltando píldoras que tenían un claro receptor. “La integración llevada a cabo en la compañía no ha sido arbitraria”. Esto en cuanto a lo de no tener nada en común. “No hacemos caso a que nos llamen pequeños”. En relación a su facturación con respecto a la de Yoigo. ”No somos un bluf financiero”. Valorando la afirmación de que son sólo un holding financiero.

Y así, sin contestar directamente a Yoigo, pero hablando de forma clara al operador de la “verdad verdadera”, Spenger ha sido muy contundente al asegurar que “si MásMóvil no existiera habría que inventarla para asegurar la competencia”.

La guerra en el ‘solo móvil’

Aquí la sardina se arrima a diferentes ascuas a razón de su interés. A fin de cuentas, un Power Point se lo traga todo. La semana pasada Yoigo hablaba sobre el gran crecimiento que puede proporcionar el segmento ‘solo móvil’. Lógicamente donde ellos compiten, y si nada lo remedia, donde solo competirán en un futuro (siempre que no sean vendidos por el camino).

Esta semana tocaba decir que el ‘solo móvil’ no vale para mucho, y que lo importante es la convergencia (aunque sea miniconvergencia) dado que el mercado supuestamente es lo que quiere. Así pues, Meinrad Spenger ha aportado un dato bastante relevante en este sentido: para el año 2020 la estimación es que solo haya 13 millones de líneas móviles sin vinculación a ningún tipo de oferta fija. Muy lejos de los 27 millones que hay actualmente.

No obstante, en esta pelea (que no es pelea) todos pueden tener razón o estar equivocados a la vez. Uno de los argumentos que ofreció en su día Yoigo para no acceder a comprar la red redundante de la que Orange y Jazztel se tenían que deshacer era que solo suponía el 5% del total de red de fibra desplegada en España. Eso mismo fue lo que le pareció bien a MásMóvil, pero durante la presentación del Plan de Negocio ha mostrado una gráfica en la que demuestra que la fibra supondrá más del 50% en los accesos fijos para el año 2020.

¿Qué supone esto? MásMóvil asegura que de momento el ADSL es una tecnología mayoritaria. [Tiene razón]. La cuestión es que ahora mismo accederá de forma privilegiada al ADSL mayorista de Orange como parte del acuerdo. ¿Pero no es una estrategia muy a corto plazo? Ese asunto se saldará entre inversores y clientes, que son los que de una (y otra forma) decidirán si la estrategia es acertada o no.

¿Y qué hay de la Champions?

El mundo no se reduce el fútbol, pero la vida de muchas personas sí. Por eso, que a estas alturas lo que se conoce sobre la futura televisión de MásMóvil sea nada, puede ser poco esperanzador para muchos usuarios.

Spenger ha asegurado que durante el primer trimestre de 2016 se empezarán a comercializar las primeras ofertas convergentes, pero en ningún caso ha especificado cómo serán. Fijo (ADSL) y móvil; fijo, móvil y fibra; todo eso más televisión… De hecho, al ser preguntado por el asunto de los contenidos televisivos, lógicamente ya no es que tengan la Champions League, es que todavía no puede dar una respuesta clara. Simplemente se limita a asegurar que tendrán el mejor servicio para sus clientes. No se conoce por qué tipo de contenido pujará, si entrará en el terreno del fútbol, series, cine…

Sobre sus clientes, otro de los aspectos que ha comentado el CEO de MásMóvil es que de cara a posibles conversiones del móvil a las ofertas convergentes, siempre intentarán que salgan beneficiados con respecto a los que todavía no son clientes de la compañía. O al menos, que nunca queden en situación de desventaja. En cuanto al tipo de producto que quieren ofertar, Spenger asume que estarán en el “low cost convergente”. Ha asegurado que les gustaría estar por debajo de los 40 euros.

ante el horizonte de 2018

Por lo que respecta a lo púramente numérico, MásMóvil espera contar con una red con entre 2,2 millones y 2,3 millones de unidades inmobiliarias (hogares y locales) cubiertas con fibra para 2018 en España para lo que destinará cerca de 118 millones de euros en los próximos tres años, de un compromiso de inversión total de 259 millones de euros.

De esta forma, Spenger ha explicado que en España hay más de 5 millones de hogares a los que no llega la fibra por encontrarse en ciudades de pequeña o mediana dimensión. En concreto, unos 3,8 millones de personas en ciudades de 10.000 a 50.000 habitantes y aproximadamente 1,4 millones en ciudades de 5.000 a 10.000 habitantes.

En cuanto a los activos de fibra de Jazztel adquiridos a Orange, Spenger ha explicado que el coste neto de estos activos ascendió a 20 millones de euros, lo que supone una quinta parte del coste de despliegue. En virtud del acuerdo entre Orange y Másmóvil, fruto de las condiciones fijadas por Bruselas para la aprobación de la compra de Jazztel, se establece un precio bruto de 89 millones de euros por los más de 720.000 hogares pasados por fibra.

Así, si bien el coste bruto de la operación ascendió a 89 millones de euro, Orange, a su vez, abonará 69 millones de euros a Másmóvil en concepto de IRU (derecho irrevocable de uso) de esta red durante 35 años, dejando por tanto el precio neto para la red de fibra en 20 millones, “muy inferior a su coste de reposición”, que rodea los 100 millones de euros, ha explicado el directivo.