La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha efectuado este martes una operación en Barcelona y Madrid contra el entramado societario de los hijos del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.

Según fuentes policiales citadas por Efe y Europa Press, los agentes, por orden del titular del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, han registrado durante tres horas diversas viviendas y sedes de empresas de Jordi, Josep y Pere Pujol Ferrusola. 

Unos doscientos agentes han participado en los doce registros en Barcelona y dos en Madrid. Estas actuaciones han sido posibles una vez recibida la comisión rogatoria de Andorra en la que figuran numerosos movimientos de dinero que han permitido conocer las actividades presuntamente ilícitas de la familia.

 

La familia Pujol en otros tiempos | Efe

 

La operación ha sido bautizada con el nombre de Hades, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación. Según la mitología griega, Hades es el dios del inframundo o dios de los muertos.

Los miembros de la UDEF entraron en el propio domicilio del expresidente, quien hacia las diez de la mañana salió a la calle con su esposa, Marta Ferrusola, en un automóvil particular, rodeado de numerosos periodistas y curiosos. Ninguno de los dos ha sido detenido. Cinco minutos antes habían salido los dos fiscales anticorrupción que presenciaron el registro.

Posteriormente abandonó el piso uno de los hijos del expresidente, Oleguer Pujol. Unos de los registros fue efectuado en la habitación que el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, tiene en casa de sus padres. El registro en el piso barcelonés de Jordi Pujol concluyó sobre las once de la mañana y la Policía Nacional se ha llevado una caja.

Por su parte, el primogénito del matrimonio salió del piso de sus padres a las 11.55 después de tres horas de registro. Jordi Pujol Ferrusola se metió en un coche y abandonó el lugar sin atender a la prensa. El abogado de la familia, Cristóbal Martell, también presente, tampoco quiso hacer declaraciones.

 

Varios agentes delante del domicilio de Jordi Pujol | Quique García, Efe

 

Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, el juez José de la Mata había ordenado registros en diferentes empresas vinculadas al hijo mayor del expresidente, así como en su domicilio, en el de sus hermanos Josep y Pere y en el de su exesposa Mercè Gironès.

La operación ha incluido registros en la casa del empresario y vicepresidente segundo del FC Barcelona Carles Vilarrubí, y en Madrid se ha registrado la sede de la empresa Isolux y la casa de su presidente, Luis Delso. Entre los objetivos de los registros figura también una oficina situada en el número 5 de la calle Ganduxer de Barcelona, sede de las empresas Iniciatives, Marketing e Inversions, Project Marketing Cat y Active Translation, donde Jordi Pujol Ferrusola camuflaba los fondos que recibía. 

“Grupo organizado”

Los investigadores de la UDEF de la Policía Nacional que llevan años siguiendo la pista del dinero de la familia Pujol no dudan ya en definir las actividades del clan como las de un “grupo organizado”, según han confesado a Europa Press.

Según las mismas fuentes consultadas, la documentación que ha mandado Andorra “mide un metro de alto sólo en papeles” y en ella hay una cantidad ingente de información relacionada con el entramado económico de los Pujol: “algún folio puede ser un contrato, pero otros son movimientos de dinero en los que cada renglón es un movimiento”.

Tal como recuerdan las fuentes consultadas, la operación es el resultado de tres años de investigaciones durante los cuales la familia Pujol logró retrasar un año el envío de esta comisión rogatoria, un tiempo que podrían haber utilizado para hacer movimientos de dinero y tratar de ocultar su rastro.

Los expertos en la investigación apuntan a una actividad constante y mantenida en el tiempo que se remonta varias décadas atrás y que afectaba a diferentes instancias. Según sus sospechas, en estas actividades estaba definida incluso la parte económica que percibía cada miembro de la familia y lo que después hacían con ella: un porcentaje iba para su día a día y otra parte iba a paraísos fiscales.

Además, en medio de esta trama los investigadores otorgan al primogénito de la familia Jordi Pujol Ferrusola un papel destacado como “conseguidor”.

A la espera de los resultados que ofrezcan los registros iniciados este martes, desde la UDEF confían en que esa documentación recibida de Andorra les permita llegar hasta las cuentas corrientes de los depósitos del dinero de la familia. Los investigadores sospechan que ha sido repartido en paraísos fiscales, pero insisten en que la información aportada puede ser clave para recomponer el puzzle.

CDC: “El tema no es del partido, es de la familia Pujol”

El hasta ahora portavoz de CDC en el Congreso, Pere Macias, no ha querido valorar la macrooperación policial sobre la familia Pujol Ferrusola y ha recordado que, tras la confesión pública de Jordi Pujol sobre la herencia que había mantenido oculta en el extranjero, CDC y el Govern de Artur Mas tomaron “unas decisiones muy dolorosas” para apartar a los miembros de la familia Pujol Ferrusola de cualquier responsabilidad en el partido o en la Generalitat. 

“A partir de ese momento, estos temas no están en el ámbito del partido, sino en el de estas personas”, ha insistido Macias ante los medios, citado por Efe. “Es un tema que afecta a miembros de la familia Pujol”, ha añadido.

Pese a estas declaraciones de Macias, el coordinador general de CDC, Josep Rull, ha lamentado la “escenificación reiterada” de los registros de la UDEF, cuya actuación ha sido, “una vez más, absolutamente desproporcionada”. “Por eso queremos un país mejor, una Cataluña en la que no ocurran estas cosas”, ha afirmado en rueda de prensa, citado por Europa Press. 

No obstante, Rull ha asegurado que Convergència aboga por investigar y esclarecer los posibles casos de corrupción.

ERC critica el “uso político” de la operación

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha criticado el “uso político” de la operación contra la familia Pujol y ha apostado, en una entrevista de RAC1 recogida por Europa Press, por perseguir “toda la corrupción, y no sólo una parte y en ciertos momentos”.

“Parece que el Gobierno sólo está interesado en perseguir según qué corrupción y en según qué momentos”, ha dicho, un día después de que la nueva presidenta del Parlament, Carme Forcadell (JxSí), diera el pistoletazo de salida a la XI legislatura clamando “Viva la democracia, viva el pueblo soberano y viva la república catalana”.

Junqueras ha expresado su confianza en que la mayoría de jueces trabajan sin presiones del poder ejecutivo, pero ha apuntado que hay “demasiada politización” en las principales instituciones judiciales, como el Tribunal Constitucional (TC) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Preguntado por si cree la versión que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ofreció en el Parlament el viernes sobre los casos de presunta corrupción que rodean a CDC, ha dicho que sí: “Quiero creer, necesito creer y creo”.

Catalá: “La justicia funciona”

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha declarado a la cadena SER que la operación contra los Pujol demuestra que “la justicia funciona” y que “no hay margen de impunidad”, y menos para quien ha tenido responsabilidad de gobierno.