El organismo defiende que era la fórmula más barata, en comparación con la contratación del servicio externo, y que se ajusta a la normativa vigente. Los sindicatos sostienen que los consejeros tienen derecho al pago de los traslados cuando dejan el cargo, pero no utilizando empleados y vehículos del propio Consejo de Seguridad Nuclear.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) decidió utilizar vehículos y personal del propio centro para realizar la mudanza del exconsejero del organismo Antonio Gurguí, que acaba de abandonar el cargo por extinción de su mandato. Ante la queja de los sindicatos UGT y CCOO por esta práctica, la dirección del CSN la ha justificado en que la “más eficiente en términos económicos, en comparación con la contratación de un servicio externo”.

UGT y CCOO elevaron la pasada semana sendos escritos en que reclamaban información a la Secretaría General del organismo sobre el supuesto uso de varios empleados y vehículos del propio centro para realizar el traslado de documentación y muebles desde el domicilio del exconsejero Antonio Gurguí tras su cese como consejero. Los consejeros que abandonan el cargo tienen derecho a que el Consejo de Seguridad Nuclear les abone los costes de mobiliario y enseres si el traslado se realiza fuera del término municipal en que ahora residen.

La dirección del CSN confirma, en una carta remitida a los sindicatos y enviada a toda la plantilla de la institución a la que ha tenido acceso SABEMOS, que se utilizaron recursos del organismo para efectuar esos traslados, amparándose en que “la normativa aplicable no señala un modo concreto de efectuar el transporte” y en que la utilización de varios empleados (mozos y conductores) y vehículos de la institución era la opción más barata.

UGT y CCOO muestran en una carta conjunta su “profunda pena e indignación al ver que se siguen produciendo estos hechos, propios del siglo XIX, y que se resisten a desaparecer”. Y en otro escrito sólo firmado por la sección sindical de UGT en el CSN sostiene que, aunque la normativa permita correr con los gastos de transporte de enseres de los consejeros, sólo podría hacerse justificando esos gastos con una factura, pero “en ningún caso” permitiría “la utilización de los recursos personales y materiales del CSN”.

UGT subraya que, si hubiera habido un “abusivo aprovechamiento” de los recursos del CSN, la dirección del organismo proceda a “reponer los costes (dietas, combustible, retribuciones, seguridad social, etc.) que esta mudanza ha tenido para el CSN”. Desde la Subdirección de Personal y Administración del CSN se pone en cuestión el tono utilizado por los sindicatos en sus escritos, “en la medida que haya podido generar una inadecuada sensación de incumplimiento del marco legal”, y se subraya que el centro ha actuado con arreglo a la normativa vigente.

En declaraciones a SABEMOS, el propio exconsejero Antonio Gurguí se muestra “sorprendido” y “un poco dolido” por la polémica que ha suscitado este asunto. “Por la información de que dispongo, [el uso de medios del centro para el traslado] ha sido absolutamente legal. El personal del departamento de Administración lo hizo, estoy convencido, porque consideraron que es perfectamente legal”, explica Gurguí, que apunta que los medios que se usaron para esta labor “están claramente infrautilizados”.