En el episodio especial de Halloween, el actor más frustrado de Springfield consigue matar al niño gamberro que le saca de quicio. Llevaba 26 temporadas intentándolo.

Al Jean, productor ejecutivo de Los Simpson, anunció hace unos meses que en la nueva temporada habría giros inesperados, como la separación de Homer y Marge y la muerte de su primogénito, Bart. Bien, pues ya sabemos cómo y cuándo sucede lo segundo:

 

 

El asesinato reiterado (y es que Bob cuando mata, remata varias veces) aparece en el capítulo especial de Halloween que se emitirá este domingo. Las imágenes difundidas por Entertainment Weekly muestran cómo el actor secundario dispara, martillea, aplasta, electrocuta e incinera a Bart, que acaba de morirse del todo al ver la factura de la luz (recuerden que la serie es una sátira social).

 

 

La familia amarilla lleva 26 años en antena y 26 años lleva su primogénito huyendo de las garras de Bob, el actor secundario que le odia y que ha planeado su muerte en decenas de ocasiones. Por eso los espectadores están algo desconcertados con el giro de la serie.

 

 

 

 

 

 

Pero que no cunda el pánico, en los episodios especiales de Los Simpson puede morir cualquier personaje sin que influya en el hilo argumental de la serie. Son como sueños o cuentos dentro de la historia principal que no tienen continuidad en el resto de la temporada. Así cualquiera mata a un personaje central o deja líneas argumentales sin resolver. Se lo podían haber dicho a los de Lost.