El propio comisario europeo de Investigación, Ciencia e Innovación, el portugués Carlos Moedas, ha reconocido que los políticos no son las personas adecuadas para establecer las líneas que la innovación ha de seguir. Las riendas del futuro, ha añadido, las tienen que manejar los propios científicos y los emprendedores.

El comisario ha recordado la historia de Sophie Germain, matemática francesa que tuvo que hacer frente a la oposición de su familia y a la endogamia machista del mundo académico de entonces para conseguir desarrollar sus investigaciones. Del mismo, modo, ha dicho Moedas, los emprendedores europeos van a alcanzar el éxito y a superar cualquier barrera en su camino hacia la innovación.

También ha animado a los asistentes a la conferencia ICT 2015 a emprender, ya que la que estamos viviendo es “una gran era” para la innovación. “El establishment en realidad no quiere que innovéis, pero tenéis que ser fuertes y hacerlo. El muro digital ya no puede ser contenido”, ha concluido

“Los políticos no saben hacia dónde ir. Vosotros conocéis mejor la dirección que nosotros y os necesitamos en este viaje. La era en la que los políticos definían el camino ha pasado, sois vosotros los que tenéis que decidir”, ha pedido a los profesionales del sector tecnológico que han acudido a la feria.

“La era en la que los políticos definían el camino ha pasado, sois vosotros los que tenéis que decidir”, ha afirmado el comisario Moedas ante un auditorio lleno de emprendedores

Esta sensación de incertidumbre la comparte también el principal asesor de la Comisión Europea para la innovación, Robert Madelin, quien ha admitido que es difícil entender el negocio digital y determinar una escala eficiente de las startups que se crean.

Pero ese mundo digital, efímero, es el panorama al que nos tenemos que acostumbrar si queremos mantener nuestra “cuota de riqueza”, en palabras de este asesor durante un encuentro informal con los medios, para lo que se antoja necesario un marco de colaboración público-privada.

El director general de DG Connect, organismo comunitario responsable del programa de la agenda digital europea, ha destacado que el plan Horizonte 2020 es el mejor para la innovación en la Unión. Roberto Viola ha desautorizado las acusaciones de que el mercado único digital sea “un invento de los burócratas” de Bruselas, al tiempo que ha defendido que este programa es “really appreciated en todo el mundo”.

Proyectos

Moedas ha abogado por que los especialistas puedan consultar de manera libre los artículos científicos: “Tenemos que asegurarnos de que los investigadores tienen acceso a toda la información que necesitan sin pagar”, ha explicado.

En cuanto a proyectos concretos, Moedas ha resaltado que la investigación financiada por Europa que se está llevando a cabo sobre drones se circunscribe al terreno civil y se están teniendo en cuenta las implicaciones que tiene su funcionamiento en la privacidad y la seguridad de los ciudadanos.

Mientras, Roberto Viola ha resaltado la necesidad de que los estados miembros y sus instituciones de investigación aúnen esfuerzos en supercomputación, un terreno en el que la UE ocupa el puesto noveno del top 10.

Viola ha defendido que son las instituciones públicas las que tienen que iniciar los proyectos innovadores y ha recordado que algunas de las tecnologías más importantes de la actualidad han surgido gracias al dinero público, como el sistema de geolocalización por satélite GPS.

Al menos, lo que dicen las startups que han acudido a la feria ICT 2015 es que ninguna de las pequeñas revoluciones que están desatando en diversos campos habría sido posible sin la ayuda de los fondos comunitarios. Aunque sólo 10 de las 100 que han llegado sigan vivas el año que viene, habrán vivido para contarlo.

 

Foto: Flickr – Friends of Europe