El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha exigido a las autoridades comunitarias que tengan más en cuenta al sector financiero en la elaboración de la regulación tecnológica en un futuro próximo. “Los servicios financieros deberían tener un papel mucho más destacado en la estrategia del mercado único digital”, ha afirmado.

El segundo ejecutivo del banco, después del presidente Francisco González, también ha reclamado una mayor homogeneización de la normativa europea. En su opinión, el ecosistema digital no es tan importante como en otras partes del mundo debido a la “fragmentación” que existe entre las distintas legislaciones de los estados miembros de la UE.

Carlos Torres Vila ha criticado la la “fragmentación” regulatoria en Europa

También en el marco regulatorio, Torres ha explicado que en finanzas existen “muchas reglas que entorpecen la innovación” y ha defendido una estructura más liberal.

“En Europa tenemos que aceptar la innovación de una manera mucho más decisiva; a menudo hay cosas que impiden a los reguladores tomar ese punto de vista. En realidad es cuestión de preparar el camino para que los innovadores innoven y para que el ecosistema prospere, en vez de que los políticos decidan quién hace qué cosas y cómo las hace”, ha defendido.

Las demandas de Carlos Torres Vila no van a caer en saco roto. Estas palabras las ha pronunciado durante la conferencia Innovate, Connect, Transform (ICT), que reúne hasta este jueves a diferentes actores del sector tecnológico en Lisboa. Entre ellos también están los representantes de las instituciones europeas, como el comisario para la agenda digital europea, Günther Oettinger.

Torres Vila ha tenido tiempo para transmitir estas mismas inquietudes al comisario alemán durante el encuentro informal que han mantenido los dos en un receso del evento, en la zona de networking al aire libre del Centro de Congressos de Lisboa, a la vista de todos los asistentes que no han reparado en la importancia de este tête-à-tête.

Un futuro digital

“Este marco regulatorio debería considerar una variedad de aspectos de los servicios de la industria financiera, de los cuales el más relevante es el uso del Big y Smart data, sistemas transaccionales transfronterizos, identificación electrónica y firmas electrónicas, además de un marco de ciberseguridad para bancos y aseguradoras”, ha continuado Torres Vila.

El mercado digital único tiene una importancia “crítica” para Europa, incluso para la sostenibilidad económica de los países del viejo continente, según este ejecutivo. “Ahora tenemos la oportunidad de hacerlo; estamos en enorme desventaja con respecto a mercados como China”, ha resaltado.

Europa es “más lenta” en adaptarse a los cambios, según el consejero delegado de BBVA. Además, no dispone de un capital riesgo “fuerte” como sí hay en otras partes, aunque “está creciendo significativamente”. La entidad, ha añadido, dispone de su propia firma de capital riesgo con la que intentan financiar también iniciativas emprendedoras en Europa.

Carlos Torres Vila es el consejero delegado de BBVA desde esta primavera. Antes lideraba en el banco azul la división de Banca Digital, un área de negocio que cada vez tiene más peso dentro de la entidad.

De hecho, el propio presidente, Francisco González, ha reiterado en numerosas ocasiones su intención de convertir a BBVA en el primer gran banco digital del mundo. De ahí que estuviera en la ICT de Lisboa.