La Guardia Civil ha detenido esta madrugada en el aeropuerto de Madrid-Barajas a una joven española de 22 años que presuntamente pretendía trasladarse a Siria para integrarse en las filas del Daesh.

Según ha informado el Ministerio del Interior, citado por la agencia Efe, la mujer, con residencia en Huelva, se había convertido recientemente al Islam más extremista y presuntamente mantenía contacto a través de Internet con elementos radicales.

Su intención, según el comunicado de Interior, era viajar a Turquía y, posteriormente, trasladarse a Siria para integrarse en las filas del Daesh o Estado Islámico. La mujer ha sido trasladada a dependencias policiales.

Las investigaciones sobre las vinculaciones y comunicaciones que el grupo terrorista Daesh mantiene con residentes en España han permitido detectar los planes de esta joven y proceder a su detención.

La Guardia Civil mantiene abiertas diferentes líneas de investigación que han permitido hasta la fecha evitar la incorporación de varias residentes en España a las filas del Daesh, entre los que figuraban, en ocasiones, menores de edad.

Esta es la segunda operación vinculada al terrorismo yihadista que se lleva a cabo en octubre, tras la detención el pasado día cuatro de dos hombres y dos mujeres en Toledo, Badalona (Barcelona) y Xeraco (Valencia) por captar supuestamente a mujeres para luchar con el Estado Islámico (EI), en una investigación conjunta con las fuerzas de seguridad de Marruecos, que practicaron otros seis arrestos en Casablanca.

Los cuatro fueron enviados a prisión por integrar supuestamente una red que se extendía en ambos países y, además de a la captación de mujeres, se dedicaba al adoctrinamiento radical y apoyo logístico para el Estado Islámico. Entonces, el ministro del Interior señaló que han sido ya 156 personas las detenidas a lo largo de esta legislatura vinculadas al terrorismo yihadista. 

Fuentes de la lucha antiterrorista han informado a Europa Press de que, según los datos con los que contaban las fuerzas de seguridad a fecha de 20 septiembre, un total de 130 personas han abandonado España para unirse a grupos yihadistas.

La operación de esta madrugada se ha llevado a cabo con participación de diferentes unidades de la Comandancia de Huelva y la Jefatura de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 1 y la Fiscalía de la Audiencia nacional.

Las investigaciones sobre las vinculaciones del Estado Islámico con residentes en España, según Interior, permiten impedir el aumento de personas que se enrolan en organizaciones terroristas y conocer las consignas e instrucciones que las células terroristas envían a sus seguidores en occidente, para detectar eventuales planes de acciones terroristas.